26 de marzo de 2011
26.03.2011
Levante-emv

«Escribir sobre el pasado o el futuro hace pensar y explica el presente»

26.03.2011 | 06:30
Manel Alonso, Rafael Escobar, Manel Joan i Arinyó y Enric Lluch.

Los escritores Lluch, Manel i Arinyó, Escobar y Alonso debatieron sobre literatura del recuerdo y la ficción futurista

­
«Escribir del pasado o del futuro hace pensar sobre el presente y explica muchas cosas que ocurren ahora», afirmó el escritor Rafael Escobar Martínez (Burjassot, l´Horta Nord, 1942). Organizada por Onada Edicions (Benicarló), el Club Diario Levante acogió una tertulia literaria que, bajo el título Literaturitzar el passat i el futur, reunió a cuatro primeros espadas de la literatura contemporánea valenciana. Junto a Escobar, quien acaba de ganar el Vila de Puçol con su primera novela de ciencia ficción Històries espectrals, se sentaron Enric Lluch Girbés (Algemesí, la Ribera Alta, 1949), Manel Joan i Arinyó (Cullera, la Ribera Baixa, 1956) y Manel Alonso i Català (Puçol, l´Horta Nord, 1962).
«Es más interesante leer literatura de ficción para conocer mejor nuestra historia, argumentó Manel Alonso; no es necesario acudir a los libros de historia, a los documentos o a las hemerotecas para descubrir la historia». El autor de Els somriures de la pena puso como ejemplo la poesía de Vicent Andrés Estellés y su estrecha relación con la posguerra y los exilios, pero también se refirió al último libro de Enric Lluch, Després del silenci. Ganador del Ciutat de Sagunt 2010, relata la historia de una familia de su ciudad natal y sus vicisitudes durante la Guerra Civil y la posguerra. Licenciado en Historia y especialista en literatura histórica, infantil y juvenil, Lluch confesó que «a diferencia de otros escritores, tengo demasiados escrúpulos para desnudarme en mi narrativa y contar mis propias vivencias».

Libros de memorias
Escritor multifacético y con tres décadas en el tajo de la narrativa, Joan i Arinyó relató con sarcasmo que «antes de la treintena ya comencé a escribir sobre mi infancia y con mis dos últimas novelas —Fem un trio y L´atzucac del perdedor (XV Premi Enric Valor de la Diputació d´Alacant)— he abordado la memoria de los últimos treinta años de mi vida».
Preguntados por el público sobre el futuro de la literatura valenciana, los autores invitados al coloquio coincidieron en declarar que cada escritor debe escribir en la lengua que desee, que no se trata de una cuestión de mercado y que ahora es cuando más se lee y se escribe en valenciano. No obstante, no todos fueron optimistas. Las cifras no son nada halagüeñas: cada año, se pierden 37.000 valencianohablantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook