31 de mayo de 2011
31.05.2011

Madurez interpretativa

Música crítica

31.05.2011 | 07:30

Concierto de flauta
club diario Levante

Eduard Sánchez (flauta) y Marian Sánchez (castañuelas). Obras de Telemann, J.S. Bach, C.Ph.E. Bach, Mercadante, Verdi Gabaldá y Rotllán. 27 de mayo.

Eixte música, especialmente ciertos repertorios o autores que exigen madurez a sus intérpretes y las partitas de Bach son de esas partituras que no se conforman con una correcta lectura de notas, con un salvar los difíciles obstáculos técnicos ni con lograr semejanzas con otras ejecuciones ejemplares. La música instrumental del compositor fallecido en Leipzig hace 250 años es esa música susceptible de reinventarse en cada interpretación. Una música que ciertamente necesita de madurez y pericia instrumental, pero, sobre todo, de una especial sensibilidad, un gran equilibrio emocional y excelentes dotes interpretativas. Es una música, en definitiva, que no puede dejar de ser visitada, estudiada, interpretada y vivida cada día. ¿No se hacía de esta manera cuando fue escrita e interpretada hace casi tres siglos?
No cabe duda de que el joven flautista Eduard Sánchez mostró esa madurez interpretativa el pasado viernes en el Club Diario Levante cuando abordó la Partita en La menor, entre otras diversas y dificultosas obras. Nacido en Bétera hace 33 años, Sánchez ejerce actualmente su magisterio en el Conservatorio Superior de Música de Barcelona. Si hace cinco años sorprendió gratamente por su virtuosismo, su elegancia en el fraseo y una portentosa agilidad técnica, en esta segunda visita al Club, en solitario, este joven músico alumno y compañero de escenario de Claudi Arimany, a su vez alumno del gran Jean Pierre Rampal, ha dejado constancia de su imparable progreso artístico. Su tocar, si bien ha mejorado en seguridad, corrección y prestancia instrumental, ha seguido profundizando con inteligencia y emoción en la búsqueda de la belleza musical. Al mismo tiempo, su timbre ha ganado en homogeneidad y luminosidad (Eduard Sánchez toca una de las dos o tres flautas Wm.S.Haynes de oro que exiten en España, una réplica exacta de la flauta del mítico Rampal). Hacia el final del recital, se le unió su hermana Marian Sánchez, a las castañuelas, para interpretar unas jotas pertenecientes a los compositores del XIX, el vinarossenc Daniel Sebastián Gabaldá y el sevillano Federico Rotllán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook