05 de enero de 2012
05.01.2012

La dama necesaria

05.01.2012 | 06:30

Fernando Franco

La realizadora Phyllida Lloyd retrata la dimensión humana de uno de los personajes más controvertidos del siglo XX. Hija de un tendero, no tenía opción en el partido conservador. El filme muestra las claves de su ascenso fulgurante y cómo renovó el partido, también se recoge su vitalidad arrolladora. El IRA la eligió como su principal objetivo, y la dictadura de los generales argentinos intentó arrebatarle las Malvinas. En la película aparece el intento mediador de la diplomacia norteamericana y la reacción inesperada de Thatcher con su orden inapelable de hundir el crucero Belgrano. Sus enérgicas medidas de privatizaciones, flexibilización laboral y desregulación financiera son históricas. Los poderosos «trade unions» también serían sometidos. Atrás quedaron los años dorados que ya no volverán. El filme se construye con los recuerdos de la anciana, entrelazando la realidad con los sentimientos. Margaret inició su carrera cuando Gandhi lograba desmembrar el Imperio colonial. Ella luchó por recuperar la grandeza. Para unos fue la dama necesaria, para otros, agravó la crisis postindustrial. Sus propios partidarios la traicionaron cuando se encontraba en la cumbre. Nunca se sabrá cómo habría sido el mundo sin ella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine