05 de enero de 2012
05.01.2012

«No es una película biográfica convencional»

05.01.2012 | 06:30

La cineasta P. Lloyd y la actriz Meryl Streep abordan el ascenso y la caída de M. Thatcher, la mujer más poderosa del siglo XX

­
Veinte años después de haber protagonizado el periodo más autoritario del Reino Unido, la exprimera ministra Margaret Thatcher vive retirada en su casa de Londres. Rodeada de medidas de seguridad, sus escoltas se preocupan debido a que en su vejez, la que en su día llegó a ser la mujer más poderosa del mundo, intenta llevar una vida normal.
Basándose en el guión de Abi Morgan, la directora inglesa Phyllida Lloyd lleva a la pantalla La Dama de Hierro, un retrato de la vida de MT, la política conservadora que llegó a ser considerada un icono político por su decidido estilo de gobernar. «Cuando leí el guión, lo primero que pensé fue que MT es la dirigente femenina más importante que ha tenido este país desde Isabel I de Inglaterra». Lloyd realiza un enfoque singular: «Esta no es una película biográfica convencional. En un formato biopic es muy difícil conseguir que el filme no se convierta en un catálogo de hechos. En la parte que aparece MT anciana, la guionista crea una relación entre los recuerdos y el presente en un alarde de imaginación. Abi le da importancia a los detalles que a nosotros nos pueden sugerir recuerdos importantes».
El papel protagonista lo interpreta la actriz norteamericana Meryl Streep (New Jersey, 1949). «Meryl tiene cualidades más allá de lo humano», afirma Lloyd, sobre la capacidad de la actriz para asumir la intensidad del trabajo de realización. «Se rodaban muy distintas escenas en un mismo día: en el amanecer en la ciudad, otra con Ronald Reagan, luego otra en los años 70. Era como hacer puenting», recuerda la directora. «Incluso llegó a producirse alguna situación muy difícil en el rodaje, «pero gracias al infinito talento de Meryl, ella se las arregló para convertirlo en un momento maravilloso». La película transcurre en el presente. Durante un par de días en los que Margaret decide deshacerse de la ropa de su marido ya fallecido.
La directora no quiso realizar una película política. «Es una historia shaquesperiana sobre una gran líder con muchos defectos. Es tremenda e imperfecta a la vez. Es la historia del poder y la caída del poder, lo que le pasa a alguien para quien su vida es su trabajo y que de repente le llega su final con el cataclismo que eso conlleva. En muchos aspectos es una historia universal que refleja nuestras vidas. Solo que la vida de MT fue épica y a gran escala».
Phyllida Lloyd y Meryl Streep trabajaron juntas en el musical de éxito Mamma mia. Meryl Streep ha recibido 17 nominaciones a los Oscar y ha obtenido 2 (Kramer contra Kramer y La decisión de Sophie). Por su papel en La dama de hierro, es favorita para la próxima convocatoria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine