06 de enero de 2006
06.01.2006

Vicent Tamarit: «Necesitamos productores sensibles al talento de los profesionales valencianos»

Presidente de FEVA (Federació Valenciana de l´Audiovisual)

06.01.2006 | 02:38

Es director de cine y preside la federación donde se protegen los derechos de guionistas, directores, actores, técnicos, músicos y traductores. Vicent Tamarit reivindica que la industria debe apoyar la creatividad y afirma que los Tirant contribuyen a estimularla.

María Tomás, Valencia
-¿Cuál es el problema del audiovisual valenciano?
-Que no tenemos buenos productores sino empresarios que tienen contactos con los políticos y la televisión. Necesitamos productores capaces de coproducir y sensibles a la verdadera apuesta que necesitamos: la creatividad y el talento de los profesionales valencianos.
-¿Creatividad y contenidos?
-Si somos conscientes de la dimensión de la Comunidad en España, Europa y en el mundo, pensar que por tener grandes estudios seremos la reina de la industria?y olé. Hay que hablar de qué contenidos vamos a aportar. Es la tarea de los creativos, pero estamos menospreciados por la Administración y por muchos productores y empresas de servicios.
-¿Porqué falla la comunicación?
-Porque falla la base y es ahí donde la industria flaquea. La tarea de un buen productor es estar en contacto con los recursos humanos y técnicos con los que hacer un buen producto. La creatividad puede aportar soluciones a las nuevas tecnologías. Tenemos un reto que no es sólo Canal 9. Están las otras cadenas, las TDTs y los nuevos sistemas de difusión. Habrá que inventar proyectos. Es en creación e innovación donde han de invertir. No en subvencionar el hierro.
-¿Las necesidades laborales?
-Es un sector que puede generar puestos de trabajo. Somos manufactureros con un aspecto fabril especial porque hacemos prototipos.
-¿Cree que la Administración ve el audiovisual como embajador de la cultura valenciana?
-Una de las cosas negativas las TDTs es que los proyectos más comprometidos con la identidad valenciana, como Info TV, no han salido adelante. Y no soy socio. El PP ha dado licencias en su esfera de influencia. Y el PSOE no puede presumir porque Alfonso Guerra fue el gran manipulador de las concesiones. Estamos decepcionados.
-¿Qué expectativas se abren?
-Soy escéptico. Es una lástima que la Cope y el Grupo Correo tengan licencias porque conectarán con la señal de distribución que tengan por España. Tendremos delegaciones con ínfima aportación valenciana. Es decir, más tarot.
-¿La ley no regulará contenidos?
-De refilón y de forma poco rigurosa. Nos preocupamos del consumidor de alimentos y no de su salud mental. La ley audiovisual está tolerada porque necesitamos un marco legal. Me consta que la EAVF, vía Ximo Pérez, su presidente, ha dicho que estaba consensuada pero debo desmentirlo.
-¿Qué le falta en su opinión?
-Una regulación comprometida con el profesional, que trabaja a temporadas y por obra. Necesitamos una fiscalización más amplia y es una reivindicación europea. Ya que hacemos una ley, seamos vanguardia. Además, debería contemplar la formación y qué formas de agrupación profesional podemos tener.
-¿Y de positivo?
-Que, por fin y por lo menos, incorpora qué componentes le dan carácter a una producción valenciana. Si se hace, será para exigir de cara a la Ciudad de la Luz.
-¿Qué consideración le merece?
-Teóricamente se hace para dinamizar el sector. Cabe la esperanza de que genere recursos y no necesite dinero público nunca más. Si no, llegará el momento que cualquier político tendrá la tentación de regalarla y será frustrante que algo que ha costado tanto acabe, como Terra Mítica, sin dejar frutos.
-¿La fórmula de la coproducción?
-Lo tenemos complicado si no hay productores ambiciosos. Hemos de ser humildes y realistas respecto a sus dimensiones. Son estudios fantásticos y hay que aprovecharlos buscando coproducciones. Todavía no tenemos dimensión ni formación para dirigir una superproducción pero en este oficio estamos siempre aprendiendo. Soy crítico en la barbaridad que cuestan pero no hay que ser cainitas.
-¿Qué esté Alicante es perjudicial?
-Es preciso conectar Valencia y Alicante con frecuencia y rapidez. El peso del sector está en la ciudad de Valencia. Hay una cantera de profesionales y RTVV está en Burjassot. Es responsabilidad de la Generalitat exigir a Renfe.
-¿Qué es la FEVA y qué hace?
-Una federación que agrupa a las asociaciones de profesionales, ahora a punto de integrarse en Europa. Estamos reciclando la estructura desde que hace año y medio los empresarios salieron de FEVA.
-¿Cómo es la relación con ellos?
- De separación, en la que la EAVF ha puesto zancadillas. No apoyaron que estuviéramos en las reuniones con la Conselleria de Empresa. Están llenos de un ego absurdo.
-Tres calificativos para el sector.
-Inquieto, porque los compañeros de teatro y música han hecho protestas y les han dado frutos. Frustrado, porque subsisten muchos de los defectos zaplanistas de amiguismo en subvenciones y en TVV y expectantes, porque confiamos que Camps cumpla su supuesto interés por la cultura.
-¿La relación de FEVA con TVV?
-Cordial. Existe voluntad de llegar a acuerdos. Tenemos pendiente uno que nos permita mantener los derechos de autor, porque RTVV nos obliga a firmar contratos donde hemos de renunciar a nuestros derechos, que la televisión sí paga a la SGAE pero que no cobramos.
-Al menos hay más actividad?
-Se están contratando más cosas. Con Lerma el sector era ninguneado. Con Camps empezamos a adquirir un peso que tampoco tuvimos con Zaplana. Pero es frustrante que no cuenten con directores valencianos, además de que les vale el sobrecoste de contratar fuera.
-¿Qué producciones se contratan?
-La rueda es a las mismas empresas. El ejemplo de Conta Conta es importante para que contraten más ficción en valenciano.
-Igual que las subvenciones?
-Llevamos años en un circulo repetitivo. Además, hay un mecanismo perverso en las ayudas de Cultura, que no subvencionan al sector sino a proyectos que interesan a TVV.
-¿Y el convenio con TVE?
-Convenenciero para seguir de inquilinos en el Parque Tecnológico a cambio de comprar lo que compraría de todas formas. Les obliga un poco más pero un buen productor ya tenía ese acceso.
-¿Cómo ve el futuro?
-Indefinido. Hay posibilidades pero necesitamos ayudas a la creación y a productos experimentales. TVV está sobredimensionada. No puede ser la única fuente de contratación. Lo debatiremos cuando se cree el Consorcio y acabe el IVAC.
-¿Las ayudas al desarrollo?
-Fundamentales para que el guionista sobreviva mientras escribe y el productor pueda cerrar pactos. Es una ayuda y un compromiso a la vez porque si no lo llevas adelante tienes que devolverlo. Si lo aceptas es porque estás convencido y no ocurrirá lo que estaba pasando ahora, que se devolvían porque el proyecto no estaba preparado. Pero hay que dotar de más ayudas a la creación de guiones. Tres de seis mil euros es ridículo. Necesitas tener 40 para tener 20 interesantes.
-Los convenios de Avapi?
-Un paso adelante que demuestra sensibilidad para establecer un marco laboral. Sé que la PAV también está por la labor. Trabajamos en la desprotección total. Los guionistas se están convirtiendo en productores del productor. Ponen el tiempo, el talento y el material para que el productor obtenga la subvención. Y sin cobrar, le financian el trabajo. Ahora, la Federación Española reclama que no se subvencione ningún producto que no demuestre un pago mínimo al guión.
-¿Qué pasa en otras CC AA?
-Cataluña es una referencia. La dinámica de ayudas, la ventana permanente de TV3 y no por convocatorias como TVV, la tarificación?. Y Francia, el país que más claro ha tenido que la defensa del audiovisual es la de la propia cultura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook