F. P., Aldaia

La brigada de obras de Aldaia contará con seis presos -residentes en el municipio- que redimirán parte de su condena trabajando «en beneficio de la comunidad mediante la realización de trabajos de utilidad pública con interés social y valor educativo», según explicó ayer la alcaldesa socialista Empar Navarro.

Para hacer realidad esta iniciativa pionera en la Comunidad Valenciana el Ayuntamiento de Aldaia ha firmado un convenio de colaboración con el Ministerio de Justicia para que personas con penas de cárcel puedan redimir su condición penitenciaria realizando tareas de albañilería, limpieza viaria, jardinería y reparación en general en la brigada municipal de obras.

Los reclusos realizarán 38 jornadas laborales cada uno, sin retribución económica. El consistorio se compromete a facilitar el trabajo a los penados y a abonar su seguridad social y protección en materia de sanidad e higiene en el trabajo. Durante el cumplimiento de la condena seguirán las instrucciones de la autoridad judicial, mientras que en el desarrollo de sus tareas laborales deben seguir las indicaciones del ayuntamiento.

El Organismo Autónomo de Trabajo y Prestaciones Penitenciarias del Ministerio de Justicia asume el seguimiento y control de los condenados. El ayuntamiento, en este caso, ha establecido los mecanismos oportunos para informar a la autoridad judicial y a Instituciones Penitenciarias sobre posibles incidencias que surjan en el cumplimiento de trabajos. Incidencias tales como la ausencia del trabajo o el incumplimiento de forma reiterada de las tareas que tenga asignadas. Un informe municipal sobre el comportamiento del penado durante la realización de los trabajos es el que avalará ante las autoridades judiciales y penitenciarias el cumplimiento de la pena mediante trabajo en beneficio de la comunidad.