Mónica Ros, Alaquàs

El túnel por el que el tren de Alta Velocidad (AVE) pasará soterrado en Alaquàs tendrá un coste de 72 millones de euros. Estos cerca de 3.000 metros de paso inferior supondrán el tramo más caro de todo el trazado del AVE (por Cuenca) en la Comunidad Valenciana y supondrá que ni las viviendas del barrio de la Purissima ni los polígonos industriales de Alaquàs se vean afectados por el proyecto. Y es que cada metro soterrado de este túnel tendrá un coste de 24 millones de euros.

El Ministerio de Fomento está licitando las obras del tramo que discurre entre Aldaia y Valencia, que supondrán una inversión de 115 millones de euros. Los trabajos comenzarán el próximo mes de marzo y tendrán un plazo de ejecución de 24 meses.

Para aclarar algunos aspectos del trazado del AVE a su paso por Alaquàs, el alcalde socialista, Jorge Alarte, mantuvo el pasado miércoles la segunda reunión con los técnicos del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF).

La reunión se centró en tres aspectos fundamentales: los colectores, los cortes que se realizarán en la carretera de Torrent y en Camí Vell y la posible afección que podían tener las obras en el campo de fútbol de El Terç.

Alarte salió de la reunión más que satisfecho. Y es que el túnel contará con toda la infraestructura necesaria para colocar allí los pluviales en los 2.950 metros de túnel, y el campo de fútbol no se verá afectado por las obras.

En cuanto a los cortes de tráfico, Alarte planteó la posibilidad de realizar las obras en tiempos diferentes para perjudicar lo menos posible a los vecinos. En todos sus planteamientos, consiguió el beneplácito del Ministerio de Fomento. Sin embargo, aún queda pendiente una tercera reunión para continuar «limando» diferentes aspectos del proyecto.

El alcalde de Alaquàs, Jorge Alarte, quiso hacer especial hincapié en «la diferencia existente entre el anterior Gobierno y el actual. Con la anterior Administración no nos reunimos ni una sóla vez. Vamos, no vimos ni al conserje. Con el gobierno de Zapatero ya llevamos dos reuniones satisfactorias y vamos a por la tercera».