Voro Contreras, Nàquera

Documentos oficiales del Ayuntamiento de Serra, así como un gran número de papeletas electorales, han aparecido en el vertedero ilegal del Algepsar que desde hace varios años funciona en el término de Nàquera a pesar de haber sido clausurado por la Generalitat.

Estos papeles, que han sido encontrados junto al resto de escombros y basuras que son arrojados, entre otros, por el Ayuntamiento de Nàquera, tendrían que haberse depositado en el ecoparque de Serra, según explicó el alcalde de esta localidad, Javier Arnal (PSPV), que aseguró desconocer por qué motivo decretos de alcaldía firmados por él han acabado en un vertedero ilegal de un municipio vecino.

Arnal explicó que todos los documentos que salen del Ayuntamiento de Serra por considerarse inservibles son depositados en cajas de cartón en el ecoparque del municipio por trabajadores del consistorio. «Los empleados me han negado rotundamente que ellos hayan llevado esos documentos después al vertedero de Nàquera -afirmó el primer edil-. Es imposible que esos documentos hayan aparecido allí». Por eso, para Arnal la aparición de los ficheros con documentación oficial en el vertedero se ha debido «a que alguien los ha robado y los ha arrojado en Nàquera».

Un foco de incendios

Por ahora, sólo el Ayuntamiento de Nàquera ha reconocido oficialmente el vertido de escombros y restos de poda en este vertedero ilegal que ya ha sufrido varios incendios, el último el 29 de septiembre. Por su parte, aunque ha sido ahora cuando la Conselleria de Territorio ha ordenado el cierre del Algepsar, ya en abril de este año la el Consell denunció Ayuntamiento de Nàquera por las quemas que el consistorio realizaba en el vertedero ilegal, a unos 50 metros de la zona de influencia de la Calderona.

A pesar de esta denuncia, presentada dos días después de que Levante-EMV informara sobre las actividades del ayuntamiento en este paraje, las quemas de vertidos y restos de podas recogidas por el consistorio han continuado durante todo el verano.