Llorenç Martínez, Alzira

La nueva depuradora de Albufera Sur, inaugurada el pasado mes de julio tras siete años de obras y una inversión de 29 millones de euros, no garantiza que el agua vertida desde sus instalaciones hacia el lago de l$27Albufera y el parque natural tengalas condiciones ambientales más adecuadas. Así lo reconoce el informe que resume las actuaciones previstas en este paraje por la sociedad estatal Acuamed, vinculada al Ministerio de Medio Ambiente, y en el que se aportan varias propuestas destinadas a corregir las limitaciones de esta infraestructura de saneamiento.

La depuradora trata las aguas residuales procedentesde los municipios de Almussafes, Sollana, Benifaió y Alginet y sirve a una población total de 199.000 habitantes si se incluyenlos polígonos industriales. Como subraya Acuamed, se trata de una estación de saneamiento «esencial parael buen estado ecológico del parque natural», aunque su diseño actual ocasiona «determinados problemas» para la reutilización «eficiente» de sus efluentes.