08 de noviembre de 2009
08.11.2009

Restauran la casa del taquígrafo Martí

El Ayuntamiento de Xàtiva invierte 120.000 euros en el inmueble del inventor de este código y de la primera estilográfica - La vivienda, que data del siglo XVIII, llevaba 40 años abandonada

08.11.2009 | 01:25
Casa natal del taquígrafo Martí en la plaza de la Merced de Xàtiva, en una foto de ayer. perales iborra

?
La casa natal de uno de los personajes más ilustres que tuvo Xàtiva se salvará. Deshabitada, al menos, desde hace 40 años, el inmueble vio nacer en 1761 a Francisco de Paula Martí, inventor de la taquigrafía española, de la primera estilográfica o autor también de la primera agenda de bolsillo editada en España. La casa está muy mal: es más, está prácticamente desfondada y sólo se conserva su fachada. Dentro, obviamente, no hay ni rastro de uno de los mayores eruditos valencianos de la época, que después de marcharse a vivir a Madrid terminó sus días en Lisboa, a donde se había trasladado para tomar las aguas en un balneario. Sin embargo, la casa fue punto de peregrinación anual hasta hace un lustro de la Unión Taquigráfica Valenciana, que rendía así un homenaje anual al padre de la escritura abreviada.
Según ha explicado a Levante-EMV el concejal de Obras y Urbanismo de Xàtiva, Vicente Parra, la recuperación de la casa (de propiedad municipal) cuenta con un presupuesto de 120.000 euros. El dinero procede de un convenio por la venta de solares municipales para edificar VPO. Parra ha indicado que la casa tiene muy poca amplitud y, por ello, se habilitarán tres plantas diáfanas y una escalera que las conecte. Aunque el proyecto museístico de la casa -sita frente a la parroquia de La Merced- aún no está totalmente perfilado, será de carácter didáctico: a través de paneles se recordará la biografía de Martí y los logros de su excepcional trayectoria. En la fachada de la casa se conserva una placa de 1927 colocada con motivo del centenario de su muerte. Ese año también hubo un intento -fallido- de repatriar sus restos a Xàtiva.
También creó en 1806 la primera agenda
de bolsillo de España
El taquígrafo Martí (Francisco José Buenaventura de Paula Martí y Mora) nació en Xàtiva en 1761. Hombre de inabarcables inquietudes, se trasladó a Madrid para desarrollar una carrera como impresor y grabador, pero su curiosidad le llevó a hacer otras muchas cosas. Su gran obra es, sin duda, la minuciosa adaptación del sistema de abreviaturas conocido como taquigrafía. Este sistema sólo existía en la lengua inglesa y Martí -basándose en aquélla- creó la española, que culminó hacia 1802. Posteriormente también alumbró las taquigrafías catalana, portuguesa e italiana y la taquigrafía de la música (póstuma). A finales del XVIII Martí también firmó uno de los objetos más singulares de la época: la que puede considerarse la primera pluma estilográfica. La bautizó como "pluma-fuente" y era un tubo de latón equipado con un depósito para almacenar la tinta al que colocó un aplique inferior con una ranura y un puntero, por donde se dosificaba la tinta y se podía escribir. Martí nunca desarrolló a gran escala su invento, por lo que posteriores ampliaciones y mejoras del mismo -en Inglaterra- otorgan históricamente a los británicos su invención. Inquieto por naturaleza, y nuevamente atento a los adelantos de la Europa ilustrada, Martí edita en 1806 la la primera agenda de bolsillo de España. Precursora de los actuales dietarios, Martí la bautizó como "Compendio del año 1807 y un libro de memoria". Se reeditaría hasta, al menos, 1825. En sus páginas (de 7 x 11,5 cm) se informaba de los sorteos de lotería, de los días de fiestas o de indulgencia plenaria y se incluían informaciones jamás hasta entonces al alcance del pueblo como los habitantes de las provincias españolas o la distancia en leguas entre las principales ciudades. Martí murió en Lisboa en 1827. a. garzó xàtiva

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.