Ni al Vinalopó ni al Camp de Morvedre. El PSOE de Alzira se ha posicionado contra cualquier transferencia de aguas del Júcar mientras no se resuelvan los problemas de abastecimiento de la comarca de la Ribera "en cantidad y calidad". La resolución aprobada el jueves por la asamblea de la agrupación socialista supone una vuelta de tuerca más en la campaña impulsada por la dirección del partido para denunciar la elevada presencia de nitratos en el agua que se suministra para consumo humano y reclamar un caudal de calidad.

El acuerdo, que obtuvo un respaldo unánime, mantiene las críticas al gobierno de la Generalitat (PP) por su retraso en desarrollar el proyecto que debe abastecer a la Ribera de agua sin nitratos, pero también desafía al propio Gobierno central (PSOE) como promotor del trasvase Júcar-Vinalopó, actualmente en construcción, al reivindicar que mientras no se resuelvan los problemas de la Ribera tanto desde el punto de vista de la agricultura como del abastecimiento humano "no se envíe ni un sólo hectómetro cúbico de agua al Vinalopó u otras zonas".

Los socialistas alcireños también reclaman, en contra de los nuevos planes del Ministerio de Medio Ambiente, que se paralice "inmediatamente" cualquier iniciativa de cambio de uso del agua que se trasvase al Vinalopó -del agua para riego que se preveía inicialmente se ha pasado a contemplar el agua para consumo humano- y exigen que el ministerio y el Consell "lleguen a un acuerdo lo antes posible con los usuarios del Júcar para que Alzira y las poblaciones de la Ribera que lo necesiten puedan abastecerse de aguas superficiales del río". La resolución subraya que, en la actualidad, el Júcar carece de caudal ecológico y que existen poblaciones que no sólo no disponen de agua potable exenta de nitratos sino que, además, estos superan el nivel máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

El secretario de organización del PSPV-PSOE de Alzira, Fernando Pascual, defendió ayer que el abastecimiento de la Ribera con agua de calidad se tiene que contemplar como una "prioridad" por parte de todas las Administraciones que, según sus palabras, deberán coordinarse para alcanzar este objetivo antes de contemplar cualquier transferencia del Júcar a otras áreas como el Vinalopó o el Camp de Morvedre, que también ha solicitado un aumento de los recursos hídricos que tiene asignados del Júcar.

En este sentido, Pascual indicó que la reciente licitación del proyecto para construir una planta potabilizadora por parte de la conselleria "no puede quedarse en otra cortina de humo más" ya que, según dijo, en estos momentos "no hay nada detrás de ese proyecto".

Los socialistas exigen que se construya "de forma inmediata y sin dilaciones" la potabilizadora de la Ribera, pero advierten que también se tiene que negociar con la Confederación Hidrográfica del Júcar "de dónde se va a coger el agua" y con los usuarios "a qué precio se va a pagar".