10 de octubre de 2010
10.10.2010

El sepulturero de Pego niega que agrediera a la esposa del ex alcalde

El funcionario, que quedó ayer en libertad pero imputado por coacciones, asegura que la denuncia es "un montaje"

10.10.2010 | 02:24

El sepulturero de Pego, Fernando Piera Conca, abandonó en la mañana de ayer el calabozo del cuartel de la Guardia Civil del Verger, donde había permanecido detenido desde la mañana del viernes. Este funcionario municipal quedó en libertad, pero imputado por allanamiento de morada, coacciones y agresión.
La denuncia contra él la presentó en la noche del jueves Maite Ferrándiz, que es la actual portavoz del grupo municipal del Partido Popular de Pego y esposa del ex alcalde, Carlos Pascual, actualmente en prisión por delito ecológico.
Maite Ferrándiz denunció que el funcionario Fernando Piera Conca se abalanzó sobre ella cuando entraba a su casa, la empujó y zarandeó, y la amenazó. Sin embargo, el sepulturero negó ayer estos hechos y aseguró que la denuncia es "un montaje".
El sepulturero admitió que en la noche del jueves acudió a la casa de Maite Ferrándiz, pero afirmó que ni siquiera llegó a coincidir con ella. Relató a Levante-EMV que llamó al timbre y fue el novio de la hija del ex alcalde quien bajó a ver qué quería. También dijo que a este joven le pidió que transmitiera a Maite Ferrándiz que su esposo, Carlos Pascual, y ella le tienen que pagar los 6.000 euros de una indemnización judicial. "Pero hablamos apenas medio minuto. Nada más. Y me fui. Ni siquiera me crucé con Maite Ferrándiz", dijo Piera.

"No sé si estaba en casa"
"Es cierto que quería hablar con ella, pero yo no la vi, ni ella me vio a mi. No sé ni siquiera si estaba en casa", explicó este funcionario, quien lamentó que por una denuncia que él considera falsa haya pasado 24 horas arrestado en el cuartel de la Guardia Civil, hasta ayer por la mañana.
Los 6.000 euros que el sepulturero reclama a Carlos Pascual y a Maite Ferrándiz corresponden a la indemnización decretada por la Audiencia Provincial en una sentencia por la suspensión ilegal de empleo y sueldo que se aplicó en el ejercicio 2001 a este funcionario municipal.
El entonces alcalde, Carlos Pascual, tomó esa medida disciplinaria después de que Fernando Piera Conca participara en una protesta contra él. El funcionario denunció al ahora ex primer edil, quien cumple una condena de seis años de cárcel en Villena por daños ecológicos en el marjal de Pego-Oliva.
Además de indemnizar al sepulturero con los mencionados 6.000 euros, la Audiencia condenó a Carlos Pascual a siete años de inhabilitación para el ejercicio de cargo público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine