01 de agosto de 2012
01.08.2012

Denuncian en el juzgado que el equipo de guardia del Verger no atendió a una mujer accidentada

La paciente presentaba contusiones y no se tenía en pie tras caerse por las escaleras. Llegó al centro de salud minutos antes del cierre de urgencias

03.08.2012 | 03:04

Ahora hay un motivo más para no perder ni un segundo cuando se acude al servicio sanitario de urgencias. Puede que cuando el enfermo llegue se tope con la puerta cerrada. O lo que es más frustrante, que el equipo médico de guardia no le atienda porque eso supondría alargar el horario de cierre del centro de salud. Esa circunstancia se ha producido ya en el Verger. La Plataforma per la Defensa de la Sanitat Pública en la Marina Alta presentó ayer en el juzgado de Dénia una denuncia contra Marina Salud, que es la empresa que gestiona la sanidad en la comarca, por negar la atención médica a una mujer de unos 50 años que había sufrido un accidente doméstico (cayó rodando escaleras abajo). En la denuncia, se indica que la mujer llegó minutos antes de las 22 horas, que es la nueva hora de cierre de las urgencias en este centro de salud, así como en los de Pedreguer, Ondara y Gata (hasta hace dos semanas sí se prestaba el servicio toda la noche). Tres jóvenes la acompañaban ya que apenas podía mantenerse en pie; también presentaba magulladuras en la cara, y el dolor no la dejaba enderezarse. «En ese momento, el equipo de guardia del centro de salud estaba abandonando el mismo y, a pesar de las llamadas de atención de las personas allí congregadas para que prestasen atención a la mujer, todo el equipo abandonó el lugar, subiendo a sus respectivos vehículos», precisa la denuncia.

Esa supuesta denegación de atención médica se produjo a la vista de muchos testigos. De hecho, más de 50 personas protestaban en el centro de salud por el cierre de las urgencias por la noche. Al mismo tiempo, en Pedreguer, unos 400 vecinos también clamaban contra la supresión de un servicio que ahora se ha trasladado al hospital de Dénia.

Los presentes en el ambulatorio del Verger gritaron al médico y a la enfermera que no se marcharan y al ver que hacían caso omiso incluso los llamaron «sinvergüenzas». Otra enfermera que participaba en la protesta sí que atendió a la mujer y le colocó un collarín en el cuello. La ambulancia de soporte básico tardó unos 30 minutos en llegar y luego trasladó a la herida al hospital.

En la denuncia, se apunta que los agentes de la policía local y de la Guardia Civil elaborarán un atestado sobre unos hechos que el defensor del paciente ya ha trasladado al fiscal jefe de Valencia por si son constitutivos de delito.

La Plataforma per la Defensa de la Sanitat Pública explicó ayer en un comunicado que los recortes que está realizando Marina Salud, sobre todo el de cerrar las urgencias de cuatro pueblos por la noche, «están creando gran tensión entre los profesionales sanitarios». Atribuyó que el médico se marchara sin examinar a la mujer a que «la empresa les ha dicho [a los facultativos} que si permanecen en el centro de salud después de las 22 horas los despedirá».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine