El FIB podría tener problemas de financiación después de que la empresa Music Festivals haya dejado de cotizar en bolsa. Con esta información, muchos medios de comunicación internacionales especializados en temas económicos y financieros anunciaron el viernes que la compañía dirigida por Vince Power, responsable de cuatro festivales de música en verano de gran calibre - Festival Internacional de Benicàssim, el nuevo Costa de Fuego, el Hop Farm Festival y el Feis Festival en Inglaterra-, no ha podido conseguir la financiación externa que buscaba durante las últimas semana y, por ello, ha tenido que suspender la cotización de sus acciones en Londres.

El motivo de querer aumentar el capital es que los beneficios en las taquillas de los festivales de este verano no han sido los esperados. En el caso del FIB, el número de asistentes ha disminuido de manera considerable, ya que en el 2011 el festival congregó a 200.000 personas y este verano solo se registraron 160.000 asistentes, la mayoría británicos (70% del total), mientras que el impacto económico se cifró en 20.000 euros.

La caída en el volumen de público era de esperar debido a la actual situación económica pero, a pesar de ello, los responsables anunciaron ya en el balance final de la presente edición la continuidad del certamen e incluso dieron las fechas de celebración en el 2013, del 18 al 21 de julio.

En cuanto al Costa de Fuego, el hermano pequeño heavy del FIB, que comenzó este año su andadura en Benicàssim, la cifra de asistentes se quedó en los 12.000. Con cabezas de cartel como Marilyn Manson y Guns N' Roses, únicamente dejó un impacto económico de 3 millones de euros.