La vicesecretaria de Organización del Partido Popular en la Comunitat Valenciana, Marisol Linares, criticó ayer el «silencio» del secretario general del PSPV, Ximo Puig, tras la colocación de una bandera catalana en el castillo de Almenara, hecho que calificó de «ataque a las señas de identidad valencianas». Linares recriminó la «pasividad de los socialistas valencianos en la defensa de nuestra idiosincrasia» y manifestó que con su actitud «están traicionando a todos los ciudadanos que les votaron para que trabajaran por la Comunitat y no para sus socios de cara a las elecciones».

Pese a las críticas, el Ayuntamiento de Almenara, liderado por el socialista Vicent Gil, explicó que dado que hoy es fiesta local en el municipio, el consistorio esperará a mañana martes para valorar los resultados de la investigación para dirimir responsabilidades en la colocación de la bandera catalana en el castillo. «Pondremos en común los datos que podamos obtener e investigaremos para conocer quiénes son los que han colocado dicha bandera en un lugar inadecuado por su peligrosidad y características públicas y decidiremos qué medidas tomar», dijo Gil. El alcalde volvió a defender la libertad de expresión, «pero en los sitios adecuados» y criticó el «histerismo» del PP. En cuanto a la autoría de estos hechos, aunque no hay ningún tipo de confirmación, todo apunta a que la desplegaron diversos miembros de los colectivos locales del Bloc y Bloc Jove.

Más allá de la polémica suscitada por la colocación de la bandera, Almenara celebró ayer el día de la patrona, la Mare de Déu del Bon Succés. Los actos comenzaron con el traslado desde la capilla hasta la Iglesia de la imagen de la patrona, que fue portada por los quintos de los 25 años, mientras que las quintas llevaban una ofrenda floral.

Los festeros y festeras, los quintos de 2012, también participaron en el traslado, ataviados con los trajes típicos de la localidad. Hoy el municipio saldrá a la calle para rendir tributo a Sant Roc.

El herido se recupera

Por otra parte, el joven rodador de Burriana que resultó herido por el primer toro de las fiestas de Almenara se recupera en el Hospital de Sagunt tras haber sido intervenido quirúrgicamente de la cornada que sufrió en la parte posterior del abdomen, una cornada que tuvo una trayectoria de 12 centímetros. Tras las revisiones en el centro hospitalario se pudo comprobar que no había órganos vitales afectados y que el joven únicamente presentaba daños en una costilla.