El listado de morosos publicado por el Ayuntamiento de l'Alcúdia de Crespins ha provocado furibundas críticas en los dos partidos en la oposición, PSPV y Compromís. Afean el equipo de gobierno que airee, en una popular publicación oficial, los datos identificativos de cientos de personas físicas y jurídicas que mantienen alguna deuda económica con la administración local por impuestos no satisfechos en los últimos años. Según desveló ayer el grupo socialista, la relación incorpora a un total de 728 particulares, autónomos y sociedades mercantiles "ilocalizables o en paradero desconocido" que suman cerca del 25% del censo municipal. Varios de los vecinos que figuran ya han fallecido y entre las firmas empresariales incluidas algunas llevan hasta 30 años cerradas.

El PSPV ha acusado al equipo de gobierno de carecer de "sensibilidad social" y le ha afeado su "insensata presión recaudatoria"por "no atender a la situación actual por la que atraviesan las familias y las empresas como consecuencia de la crisis económica", por reproducir las palabras empleadas por el portavoz de la formación, Roberto Granero. Los socialistas, como también ha denunciado el grupo Compromís, afirman no entender por qué el ejecutivo no encuentra en su domicilio a las personas incluidas en el listado a pesar de que, sostienen, "la inmensa mayoría son perfectamente conocidas".