Virginia Cotaina, concejala del PP del Ayuntamiento de Oliva, pagó el viernes pasado a una empresa de cátering de la localidad el convite de su aniversario que celebró el 21 de diciembre de 2011 y que cargó con una factura a nombre del ayuntamiento. No fue la propia Cotaina quien fue a abonar los 350 euros que costó aquel ágape, sino su compañero de partido en la corporación, Andrés Sánchez.

El Gobierno del PSOE y el Bloc surgido de la moción de censura presentada a la alcaldesa Chelo Escrivà se topó con la sorpresa de tener que pagar una factura por un convite celebrado el departamento de Servicios Sociales que dirigía Virginia Cotaina. Esa invitación tuvo lugar el 21 de diciembre, cuando Cotaina cumple años, de manera que solicitó todos los detalles a la empresa para saber si correspondía a una invitación personal o a un acto del ayuntamiento. Al tener constancia de que la concejala del PP había anunciado que era una fiesta de su aniversario, el Gobierno local anunció que estaba recabando información para emprender acciones judiciales contra Cotaina.

Eso fue la semana pasada, y el mismo viernes el concejal Andrés Sánchez acudió a la empresa suministradora del cátering para abonar de su bolsillo los 350 euros que costó la invitación.

La concejala socialista Ana Morell, que dirige el departamento de Hacienda y que detectó la polémica factura, reiteró que "no vamos a consentir que el Ayuntamiento de oliva pague con dinero público eventos privados", y añadió que la intención era acudir a la Fiscalía para que investigara si en aquella acción se ha podido cometer algún delito. Morell dio por hecho que han sido las presiones ejercidas desde el nuevo gobierno local lo que ha motivado que Cotaina pague.