Un vecino de Benimodo de unos 80 años de edad permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital de la Ribera después de que el domingo al mediodía resultara herido de consideración en los "bous al carrer".

El hombre, según testigos, esperó a que la vaquilla se le acercara "para saber lo que siente un torero". Sin embargo, se demoró demasiado antes de refugiarse y fue alcanzado por el animal que lo embistió y le provocó heridas en la cabeza y el tórax, con varias costillas rotas según ha sabido este diario.

El hombre esperaba con otro grupo de aficionados sentado en una fuente y a la que los aficionados suelen subir para esquivar al toro. Alguno ya le había advertido de que su presencia allí podía resultar peligrosa. Fue premonitorio. Cuando se acercó la vaquilla, el anciano resbaló mientras trataba de subir a la fuente y el animal lo lanzó al suelo y le dio varios golpes que le provocaron las heridas. El aficionado fue trasladado en ambulancia al hospital de la Ribera y los testigos señalaron que tras la cogida el hombre respiraba con dificultad.