El gobierno de Dénia (PP y Centre Unificat) se resiste a que el urbanismo local entre en la máquina del tiempo y retroceda 40 años. El PGOU de 1972, desarrollista y opuesto a la actual normativa, es el único que no se han llevado por delante los tribunales. Pero la concejala de Urbanismo, Pepa Font, de CU, recalcó ayer "la decisión irrevocable y firme" del equipo de gobierno "de no aplicar un plan general que ahora sería totalmente ilegal pues contraviene la legislación urbanística". "El plan del 72 no atiende los requisitos ambientales de la LUV, ni responde a las necesidades económicas y sociales de Dénia", recalcó la edil.

El pacto de gobierno está dispuesto a cerrar cualquier resquicio. "Si debemos tomar una decisión en el pleno respecto al plan del 72, lo haremos", avanzó Font.

La sentencia del Tribunal Supremo que anula el plan transitorio de Dénia, aprobado en 2005 por el Consell y que caducó el pasado mes de julio, ha llegado cuando el nuevo plan general de Dénia está casi a punto. Se podría decir que el urbanismo de Dénia se ha salvado por la campana. Pepa Font aseguró que durante octubre se llevará a pleno sacar el PGOU a exposición pública. Ese trámite supone suspender licencias en todo el término municipal (desde julio ya están paralizadas en todo el suelo excepto en el urbano). "No va a producirse inseguridad jurídica ni un impacto negativo en la economía local", dijo la edil respecto al parón urbanístico que se producirá hasta que en mayo o junio se apruebe el nuevo planeamiento. "Ahora mismo nadie pide una licencia", apuntó.

La concejala de Urbanismo sí consideró básico tener cuanto antes en vigor un PGOU que incentive, entre otras cosas, la construcción de nuevos hoteles.

Avanzó también que probablemente el lunes ella y la alcaldesa, Ana Kringe, del PP, se reunirán en Valencia con el director general de Urbanismo, Juan Giner. "Valoraremos las consecuencias de la sentencia del Tribunal Supremo. Pero, insisto, creo que se está haciendo una montaña de un grano de arena".

El pleno de ayer rechazó la propuesta de la edil del CDL, Mari Martínez, de exigir al Consell que, al igual que ha hecho en Castelló, apruebe para Dénia un régimen urbanístico transitorio.

El PSPV también recurrió el plan transitorio

El PSPV de Dénia está harto de que el gobierno local endose todos los fiascos urbanísticos a la exalcaldesa socialista Paqui Viciano. El plan transitorio lo aprobó el Consell. El portavoz del PSPV, Vicent Grimalt, recordó que no solo la asociación de Almadrava Molins recurrió el plan transitorio (litigio resuelto con la anulación de ese planeamiento). El PSPV también presentó hasta siete contenciosos. Grimalt se mostró convencido de que los tribunales también les darán la razón y sacarán a la luz los fallos de ese planeamiento. "Evidentemente, la responsabilidad es ya de ellos (PP y Centre Unificat) porque llevan gobernando más de 4 años y no han sido capaces de aprobar el nuevo PGOU".