24 de septiembre de 2013
24.09.2013

Nàquera desiste de cambiar el nombre de la calle Obama por su coste económico

El tripartito cree que la denominación dividía al pueblo pero quiere evitar molestias a los vecinos

24.09.2013 | 00:26
Rótulo de la avenida Barack Obama.

El Ayuntamiento de Nàquera decidió ayer no cambiar el nombre de la calle dedicada al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. El tripartito del equipo de gobierno (Unión Popular de Nàquera, PSPV e Iniciativa Vecinal de Nàquera) eliminó el punto que hacía referencia al cambio de denominación de la vía del orden del día del pleno ordinario que se celebrará hoy, martes 24 de septiembre, para evitar las molestias burocráticas y el coste económico que para el consistorio y los vecinos podía ocasionar la medida.

El anterior equipo de gobierno del PP decidió en 2008 suprimir del callejero el nombre de José Antonio Primo de Rivera y sustituirlo por el de Barack Obama, quien recientemente había obtenido el premio Nobel de la Paz. La decisión creó cierta división en la localidad, según argumenta el tripartito, que sostuvo ayer que «siguiendo la política de recuperar el patrimonio cultural y los topónimos locales» había incluido en el pleno de hoy, entre otras calles que si se modificarán, «el renombre de la vía por la de l´Almàssera teniendo en cuenta en este caso el desacuerdo vecinal mayoritario con la designación del presidente norteamericano desde que se adoptó hace ahora cinco años».

El alcalde de Nàquera, Damián Ibáñez, y el concejal de Cultura, Víctor Navarro, se reunieron ayer por la mañana con diversos representantes vecinales que, según señaló el equipo de gobierno local, manifestaron «su descontento con la denominación actual de Barack Obama pero que, no obstante, consideran que no es el momento oportuno para realizar el cambio, debido a las molestias burocráticas y al coste económico que conlleva para todos ellos».

Según anunció el alcalde al término de la reunión, el tripartito decidió aparcar el polémico cambio de nomenclatura «para no generar un perjuicio económico pese a las quejas ciudadanas» que ha recibido el gobierno local desde que su entrada en el ayuntamien to.

«Un ejercicio de transparencia»
Damián Ibáñez dijo que ha escuchado la opinión de los vecinos y en lo que denominó «un ejercicio de transparencia y democracia» renuncia, de momento, «al cambio de nombre porque en nuestro proceso de toma de decisión sí tenemos en cuenta el sentir popular», declaró el regidor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.