29 de septiembre de 2013
29.09.2013

Los huelguistas de Orba intentan acampar ante el pleno para forzar al PP a negociar

El gobierno de Alfafar salió escoltado del consistorio La policía desalojó a los manifestantes

01.10.2013 | 09:08
Tres policías locales hablan con los huelguistas para convencerles de que abandonen el salón de plenos.

Las dos personas del barrio Orba en huelga de hambre desde hace diez días intentaron acampar el jueves en la sala de plenos de Alfafar para forzar una negociación con el equipo de gobierno. Los dos huelguistas, que exigen que se renueve el convenio que encomienda la limpieza de la barriada a la cooperativa social, acabaron siendo desalojados por la Policía Local, aunque los agentes lograron finalmente convencerlos para que saliesen por su propio pie a fin de evitarles daños e incluso una posible detención.
Antes de eso, nada más acabar la sesión, el alcalde, Juan Ramón Adsuara (PP), se acercó a hablar con ambos activistas y les recomendó que pusieran fin a la protesta dado que el equipo de gobierno "ya esstá en conversaciones con Fevecta", la federación valenciana de cooperativas, para intentar hallar una solución al conflicto. "Hasta que esto se resuelva definitivamente -les aseguró- aún faltan algunos meses y, mientras tanto, los empleados de la cooperativa del barrio siguen trabajando y cobrando; así que no es necesario seguir con esta huelga".
Sin embargo, los dos se negaron a aceptar su propuesta y reclamaron al mandatario que se comprometiese por escrito a abrir una negociación sobre el convenio, extinguido en 2003 y prorrogado de manera tácita hasta el pasado 8 de agosto. Al no conseguirlo, intentaron pernoctar en el salón de plenos, aunque finalmente tuvieron que desistir ante las advertencias de la Policía Local.
Al salir de nuevo a la plaza de l'Ajuntament, los huelguistas recibieron la ovación de una treintena de personas, en su mayoría próximas a la Koordinadora de Kolectivos del Parke, entidad matriz de la cooperativa. Instantes después, abandonó el consistorio el equipo de gobierno, que fue abucheado. Los concejales tuvieron que ser escoltados por casi una decena de agentes.

La petición de la cooperativa
La sesión comenzó a las diez de la noche de manera inusual. Un activista de la cooperativa leyó un manifiesto en el que se reclamaba "una fecha de reunión para comenzar una negociación inevitable, antes de que lo inevitable suceda" y "un lugar" en el consistorio "para mejorar las condiciones" de los huelguistas, que desde el primer día se encuentran en la calle, guarecidos únicamente bajo una carpa. El alcalde se negó argumentando que la protesta es voluntaria: "Ustedes deben saber lo que están haciendo y las condiciones que tienen para ello. Nadie les obliga a ponerse en huelga de hambre, sino todo lo contrario".
En el documento también se pidió al resto de grupos políticos que se retirasen de la vida municipal "hasta encontrar una respuesta positiva" a las demandas de la cooperativa. El PSPV renunció a participar en la sesión al entender que no se podía realizar "con normalidad teniendo a dos personas en huelga de hambre", al tiempo que reclamó, "por humanidad", un compromiso del PP para "entablar un diálogo" que pusiese fin a la protesta. El edil de EU, por su parte, manifestó su apoyo al colectivo pero indicó que continuaría con el pleno porque se debía "al pueblo". Por último, el PP rechazó tratar una moción conjunta de EU y Compromís sobre la situación de la cooperativa de Orba.
Ayer al mediodía, la Policía Local notificó a los huelguistas que debían retirar la carpa instalada en la plaza de l'Ajuntament debido a que no tenían el permiso correspondiente. En caso contrario, los agentes "podrían desmontarla".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.