16 de enero de 2014
16.01.2014
Pruebas

Ikea abre la selección de personal

17.01.2014 | 01:32
Algunos de los participantes en los ejercicios

La prueba de grupo consiste en diseñar una cocina con 2.500 euros y acaba con una entrevista personal

Ikea ya ha comenzado las dinámicas de grupo para seleccionar a las 400 personas que formarán su plantilla en Alfafar. Los ejercicios, en los que hasta ahora han participado cerca de 200 candidatos, comenzaron el lunes y están centrados de momento en el departamento de Logística. La prueba consiste en la simulación de una situación real y en una entrevista personal con cada aspirante. Todos salen más que contentos porque, según coinciden, «la gente es muy agradable y te hacen sentir cómodo», algo que dicen agradecer «enormemente».

Cuando llegan a la cita, muchos (la mayoría) ya saben a lo que se van a enfrentar porque han estado indagando en foros sobre Ikea y sus procesos de selección. «Tenía claro que me iban a poner el ejercicio de la cocina -comenta uno de los participantes en la sesión vespertina de ayer- porque ya lo han hecho antes en otros sitios y siempre es igual. De hecho, sabía hasta qué muebles era recomendable que instalase».

En el ejercicio de dinámica de grupo participan tres equipos de diez candidatos cada uno. La meta, según cuentan, es diseñar en 20 minutos una cocina con los muebles de Ikea que consideren necesarios (electrodomésticos incluidos) y con un presupuesto más que ajustado: 2.500 euros. Dos empleados simulan ser los clientes y exponen sus preferencias a la hora de dibujar la cocina. Minutos antes de que expire el tiempo reducen el dinero del que disponen, reclaman electrodomésticos que los aspirantes ni habían contemplado o ponen cualquier otra pega que dificulte el trabajo de los diseñadores.

Todos salen de la prueba con ánimo y mucho optimismo. «Le hemos dejado una cocina estupenda. Si hubiese puesto un poco más de dinero, se le habría quedado perfecta», cuenta divertido uno de ellos. El ejercicio les sirve para romper el hielo entre ellos, aunque muchos son conscientes en todo momento de que no son compañeros, sino «rivales». No obstante, ninguno sabe «si es mejor demostrar camaradería y no sobresalir de entre los otros candidatos» o sacar sus habilidades para mostrar que son merecedores de un empleo.

«No tiene nada que ver con los procesos de selección que hemos pasado hasta ahora en otras empresas -describe un aspirante-. El trato es muy profesional, objetivo y muy serio. Te hacen sentir cómodo y eso es fundamental». De hecho, ninguno de los participantes parece estar nervioso pese a lo que se juegan (algunos llevan años en paro) y la mayoría reconoce haber «disfrutado con la prueba».

Apenas cinco minutos después de acabar la dinámica de grupo, los candidatos son citados por parejas, de media hora en media hora, para hacer una entrevista personal. En el encuentro, dos empleados de Ikea les preguntan de nuevo por sus preferencias laborales, sus expectativas económicas y su experiencia previa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.