Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfafar alegará ser un área especializada en el mueble para abrir los domingos

El gobierno local dice que al abrir Ikea la zona atraerá a miles de personas para hacer turismo de compras

El equipo de gobierno de Alfafar aún no las tiene todas consigo respecto a la posible libertad de horarios en la zona comercial. El alcalde, el popular Juan Ramón Adsuara, aún ultima la declaración de intenciones que reclama a las empresas para solicitar ser Área de Especial Afluencia Turística, fórmula bajo la que se le permitiría la apertura dominical. Sin embargo, lo que parece tener claro es cómo conseguir ese estatus: alegando que la superficie comercial de Alfafar es una zona «especializada en la venta del mueble y los productos de hogar que atraerá a multitud de clientes, sobre todo tras la apertura de Ikea», asegura.

Actualmente, el parque comercial, que también se extiende por los términos de Sedaví y Massanassa, cuenta con «67 establecimientos» dedicados a la venta de muebles y demás productos relacionados con la decoración del hogar. Para el mandatario, una concentración de comercios de estas características «es más que suficiente» para conseguir la declaración de Área de Especial Afluencia Turística. De hecho, Alfafar «no sería la primera ni la única en España, puesto que ya existen otras dos: una en Toledo y otra en la Sénia (Tarragona)». En ambos casos, su especialización en mobiliario «es lo que les permite la libertad de horarios comerciales acogiéndose a la legislación estatal», explica Adsuara.

Para conseguir tal declaración, Alfafar tendrá que acelerar la creación de una marca propia: la Milla del Mueble, que ya ha empezado a dar sus primeros pasos. Entre ese clúster de empresas y la ingente cantidad de visitantes que espera recibir una vez que se inaugure la tienda de Ikea, el alcalde está convencido de que «hay argumentos para justificar la masiva afluencia de turistas comerciales».

Según un estudio elaborado por la multinacional sueca y completado posteriormente por el ayuntamiento , la superficie comercial local atraerá a clientes que residan en la ciudad de Valencia y su área metropolitana, pero también «a compradores que se encuentren incluso a 1,40 horas de distancia en automóvil», afirma el mandatario. El verdadero polo de atracción será el establecimiento del gigante escandinavo, «pero lo cierto es que llegarán para pasar el día y no sólo visitarán esa tienda, sino otros muchos negocios del área comercial».

Compartir el artículo

stats