Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia destina 80 personas del Plan de Empleo a combatir el ruido y el botellón

El alcalde de Gandia, Arturo Torró, volvió a escenificar ayer que una de las prioridades de su gestión es la seguridad y por eso ayer mismo puso en marcha el nuevo dispositivo del verano para evitar incidentes en la playa.

Ese dispositivo tiene como novedad que está formado por ochenta personas que han sido contratadas a través del Plan de Empleo Local, para que el ayuntamiento destina 2,5 millones de euros anuales.

No son policías locales, sino miembros del Servicio de Atención Ciudadana, una Unidad del Ruido y el grupo de Informadores. Todos ellos tienen la misión de colaborar con la Policía Local, lo que permite a este cuerpo acudir allí donde ya saben que ha surgido un problema.

La iniciativa del alcalde de Gandia se centra, un verano más, en evitar el botellón, las actitudes incívicas y molestias y, sobre todo, el ruido, tanto el que se puede producir en la calle como el que tiene su origen dentro de las viviendas.

Cuando se detecte un problema, los contratados a través del Plan de Empleo tienen la misión de informar para atajar la molestia o la ilegalidad. A partir de ahí, si la actitud persiste, su obligación será llamar a la Policía Local, que tiene la competencia para actuar con más contundencia y, si es necesario, denunciar.

Compartir el artículo

stats