Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSPV ejercerá como acusación en la causa de la plaza de toros de Xàtiva

Los socialistas piden que declare la consultora que redactó el pliego y responsabilidades políticas por los sobrecostes

El grupo municipal socialista de Xàtiva compareció ayer casi en bloque frente al objeto de la polémica para anunciar que ejercerá como acusación popular en el proceso seguido por el juzgado de primera instancia nº 1 de la localidad que investiga el expediente de adjudicación y los sobrecostes de las obras de reforma de la plaza de toros. Como hasta ahora ha contado Levante-EMV en exclusiva, la magistrada titular que lleva la instrucción del caso mantiene imputados al arquitecto municipal Antonio Vela y a su esposa por un presunto delito de prevaricación y falsedad documental a raíz de la denuncia de otro profesional que desveló varias posibles irregularidades en torno al proyecto de remodelación.

La jueza también ha interrogado como testigos al edil de Urbanismo, Vicente Parra, y al alcalde de Xàtiva, Alfonso Rus, para que aclararan la actuación seguida por el consistorio, que abrió un expediente disciplinario a Vela en agosto de 2013 y se personó en el proceso como parte afectada (no como acusación) por el presunto daño cometido a las arcas municipales.

El portavoz del PSPV, Roger Cerdà, explicó ayer en una comparecencia pública que, con la personación como acusación popular, pide que la investigación se amplíe y llegue «hasta el final». Cerdà apuntó hacia la «clara responsabilidad política» que a su juicio tiene el equipo de gobierno en la gestión de las obras, que arrancaron en 2005 sin el permiso preceptivo de la Dirección General de Patrimonio pese a que la plaza se sitúa en una zona protegida.

Cuando está a punto de cumplirse una década de aquel hito, la actuación ya camina por los 12 millones de euros de inversión pública consumida sobre un presupuesto inicialmente previsto de 6 millones, a falta de completar la cubrición del coso. Los socialistas solicitaron la declaración de diferentes testigos cuyo testimonio consideran «trascendente» para «conocer cuál es la realidad de lo que ocurrió».

Compartir el artículo

stats