Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Colectivo empresarial

El sector del textil de la Vall d'Albaida vuelve a crecer tras 10 años de caída libre

La patronal destaca que la contratación ha crecido un 1,35 % y que las cifras suben gracias a la exportación

Hacía tiempo que la patronal del textil que agrupa a las empresas del «clúster» valenciano de la Vall d'Albaida, el Comtat y l'Alcoià donde se concentran la mayoría de firmas del sector no ofrecía un balance optimista de la realidad económica. Ocurrió en la junta general anual de Ateval. El presidente del colectivo empresarial, Vicente Aznar, señaló 2013 como un punto de inflexión al exponer que, después de diez años «de destrucción intensiva de empleo», las empresas comienzan a estar en disposición de generar nuevos puestos de trabajo. En términos interanuales, subrayó Aznar, la contratación laboral ha crecido un 1,35 % en la Comunitat Valenciana. El dirigente empresarial subrayó el «repunte» y la «mejora» de las cifras del sector textil, en gran medida gracias al impulso que siguen teniendo las exportaciones. El refuerzo de las actuaciones encaminadas a potenciar el mercado exterior ha permitido que, desde el año 2009 hasta hoy, las ventas al extranjero hayan crecido un 30 %. A nivel de la Vall y según los datos del Servef, se aprecia una caída del desempleo en la industria manufacturera del 9,6% entre mayo de 2013 y de 2014.

Existen sin embargo otros indicadores que, pese a los síntomas de mejoría, demuestran que el textil sigue sin terminar de despegar y necesita de un impulso mayor. Los datos del Centro de información Textil y de Confeccion exponen que el número de empresas vinculadas al sector valenciano descendió un 4,64% en 2013, mientras el volumen de negocio cayó un 2,91%. En su conjunto y en valores absolutos, la cifra de negocio de la industria textil alcanzó el valor de 1.696 millones y las exportaciones, de 733 millones (frente a los 743 millones de las importaciones). La UE sigue siendo el principal punto de destino. Las exportaciones que más aumentaron fueron las dirigidas a los países del área mediterránea, mientras que las centradas en América y Asia disminuyeron considerablemente. Más del 60% de las ventas al exterior fueron a parar a países comunitarios.

El progreso en eficiencia y competitividad hacen prever un 2014 «ligeramente mejor» para la industria textil, sobre todo en el campo de la exportación. Los empresarios consultados entienden que el cambio de ciclo económico, aunque lentamente, «empieza a ser un hecho», aunque demandan más ayuda a las instituciones para conseguir el empujón todavía necesario.

Compartir el artículo

stats