Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Emergencias

Una ambulancia tarda una hora en llegar a Picassent para atender a un enfermo

Consistorio y vecinos piden a Sanidad desde 2013 que restaure el transporte médico las 24 horas del día

Una ambulancia tarda una hora en llegar a Picassent para atender a un enfermo

Una ambulancia tarda una hora en llegar a Picassent para atender a un enfermo

La indignación se apoderó en la noche del jueves de Picassent por lo que podía haber ocurrido al no disponer de ambulancia durante las 24 horas del día, un recorte sanitario que desde el 1 de marzo del año pasado ha provocado numerosas protestas institucionales y ciudadanas. En esta ocasión, un sexagenario se desmayó y el transporte médico no llegó a la localidad hasta una hora después de haberlo solicitado a través del 112, algo que incluso llevó a los facultativos que lo atendieron a asegurar que «si hubiese sido grave, en vez de ambulancia habría que haber llamado al coche fúnebre».

Todo sucedió en torno a las 22.30 horas del jueves la ambulancia está en el municipio de 8 a 20 horas, cuando 400 personas mayores de Picassent disfrutaban de una cena en el polideportivo municipal como clausura a las actividades del Mes del Mayor. Uno de los participantes se sintió indispuesto y, al poco, lo encontraron «tirado en el suelo delante de la puerta del baño de hombres».

Inmediatamente avisaron al regidor de Hacienda, Francisco Quiles, que es médico de profesión. El edil comprobó su estado y, tras confirmar que «no tenía una patología como para necesitar una reanimación», optó por avisar al 112 porque «se quejaba de dolor en diferentes partes del cuerpo y mostraba signos de intoxicación etílica». Al llamar a Emergencias, Quiles se identificó como facultativo y consiguió hablar con el coordinador médico, quien le indicó «que no podía enviar enseguida una ambulancia porque la de Silla y la de Torrent estaban ocupadas, aunque dijo que miraría a ver si la de Alaquàs estaba libre, además de avisar él mismo al centro de salud de Picassent», contó ayer el concejal.

«A las 23.32 horas llegó el transporte sanitario», más de una hora después de haberlo solicitado. Para ese entonces ya estaba allí la médico de guardia y una enfermera del ambulatorio local. «La doctora estaba escandalizada y comentó señaló la alcaldesa, Conxa García que si hubiese sido algo grave, más nos habría valido avisar a un coche fúnebre que a una ambulancia porque el hombre se habría muerto».

Sin embargo, además de la tardanza, aún quedaba por descubrir otra sorpresa: el transporte médico no era más que eso, un transporte, puesto que sólo el conductor iba a bordo, «sin ni siquiera una enfermera», añadió la mandataria. Debido a que el paciente estaba en esos momentos «muy nervioso» y «se intentaba arrancar continuamente las correas que lo sujetaban a la camilla», el chófer «se negó en redondo a llevárselo él solo al hospital» y una patrulla de la Policía Local tuvo que acompañarlo dentro de la ambulancia hasta el ambulatorio, donde aguardaron un nuevo transporte médico con más personal.

La alcaldesa de Picassent envió ayer una carta al conseller de Sanidad, Manuel Llombart, y a la Sindicatura de Greuges, reclamando que se vuelva a instaurar el servicio de ambulancia las 24 horas del día.

Compartir el artículo

stats