El Ayuntamiento de Xàtiva ha remitido una solicitud formal al Ministerio de Fomento para que incluya la obra de restauración del refectorio del antiguo convento de Sant Domènec entre las actuaciones a financiar en 2015 con cargo a los fondos del programa del 1,5% cultural. En la resolución enviada por el consistorio, el equipo de gobierno pide al departamento de Ana Pastor que, a poder ser, financie el importe total de los trabajos, cuyo presupuesto de licitación asciende a los 3,3 millones de euros. El consistorio, en todo caso, está dispuesto a asumir el compromiso de incluir en el presupuesto municipal del próximo año «la cantidad correspondiente a su aportación» en el supuesto de que el ministerio no pudiera otorgar una subvención por el total del importe solicitado.

El mismo acuerdo ha sido también trasladado a la dirección general de Patrimonio de la Conselleria Cultura para que el organismo autonómico haga fuerza en Madrid e informe favorablemente sobre la petición.

La lenta y costosa rehabilitación del antiguo convento del siglo XIV, uno de los conjuntos arquitectónicos más valiosos del patrimonio histórico-artístico de Xàtiva, requiere de la citada inversión para completar el ambicioso plan director. Una ayuda anterior a través del 1% cultural ya permitió financiar la restauración de la sala capitular. Desde 2007, el Gobierno central ha destinado más de 2 millones a través de dos convocatorias.

La nueva intervención cumple todos los requisitos de la convocatoria del 1,5%, que Fomento destina a sufragar obras de conservación del patrimonio histórico en bienes declarados de interés cultural (BIC) y de titularidad pública.

El acuerdo municipal hace hincapié en la necesidad de dar continuidad a las actuaciones llevadas a cabo en el conjunto de Sant Domènec para ejecutar la restauración del refectorio, tal como propone el arquitecto encargado de la intervención, Vicente Torregrosa, autor del proyecto global de rehabilitación del complejo. La memoria de la obra estima que faltan esos tres millones solicitados para liquidar el proyecto inicial. El refectorio adosado al claustro es probablemente la parte más compleja de la actuación y la principal prioridad fijada por el arquitecto, aunque para un futuro todavía se reservan nuevas intervenciones, dado el vasto tamaño del conjunto patrimonial, cuya rehabilitación se prolonga durante más de dos décadas.

Levante-EMV ya avanzó la intención de Alfonso Rus de pedir ayuda a Ana Pastor para proseguir con los trabajos en el convento, cuya recuperación está completada aproximadamente al 80%. La ministra visitó el edificio en diciembre, pero no confirmó la nueva inversión. Las últimas obras en su seno se zanjaron en agosto de 2013. Como consecuencia del abandono, el convento ha sufrido actos vandálicos.