Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medida

Policías de paisano multarán en Requena a los dueños de los perros que defequen en la calle

Los agentes vigilarán el comportamiento incívico de los amos de los canes, y perseguirán las pintadas y actos de vandalismo en los edificios del pueblo

Policías de paisano multarán en Requena a los dueños de los perros que defequen en la calle

Policías de paisano multarán en Requena a los dueños de los perros que defequen en la calle Un agente y un operario toman muestras de ADN en excrementos de perro en Xàtiva.

El ayuntamiento de Requena ha puesto en marcha un operativo policial especial para tratar de atajar el problema de los excrementos de perro en las calles y también para poner fin a los actos de vandalismo y pintadas en algunos de los lugares más emblemáticos de la Villa y de la población.

La Policía Local de Requena, según indicaron ayer fuentes municipales, ha activado desde ya un operativo especial para detectar y acabar con este tipo de comportamientos que quebrantan las ordenanzas municipales.

Para ello, «agentes de la Policía Local vestidos de paisano vigilarán las zonas más problemáticas, con el propósito de detectar a los infractores. Las vigilancias se harán en turnos de mañana, tarde y noche y se intensificarán en las horas punta de mayor actividad de paseo de mascotas y de mayor vandalismo», confirmaron ayer fuentes municipales.

Asimismo, la concejala de medios de comunicación, Patricia Alcaida, ha hecho «un llamamiento a la ciudadanía para que informe sobre lugares, horarios y personas que incumplan la normativa municipal». La iniciativa «se va a complementar con una campaña de sensibilización sobre este problema, con el objetivo de que las personas que tienen perro comprendan que no pueden molestar al resto de vecinos al no recoger las deposiciones y, consecuentemente, ensuciar la vía pública». La concejala subraya que el equipo de gobierno del PP tomará «todas las medidas que están al alcance de su mano para intentar evitar esa falta de civismo por parte de algunos vecinos, que supone un importante coste económico para los requenenses». En este sentido, recuerda que ya se habilitó un pipican en la zona de la piscina para facilitar un espacio donde los animales «puedan llevar a sus mascotas a hacer sus necesidades fisiológicas, sin ensuciar otras zonas».

Por otro lado, el Ayuntamiento de Requena ha intensificado también el servicio de pintura de la brigada municipal para tapar y restaurar todas estas pintadas que dan una mala imagen del municipio tanto para los propios vecinos como para los visitantes que quieren conocer la ciudad. Son numerosas las quejas de requenenses, finaliza la misma fuente, «sobre las pintadas en paredes, edificios públicos y bienes patrimoniales con los que amanece la ciudad en numerosas ocasiones; y sobre algunas personas que no recogen las defecaciones de sus mascotas de la vía pública o que no utilizan los lugares habilitados para ello».

Ya se hace en Alcobendas

En varias ciudades de la Comunidad de Madrid como Alcobendas, Fuenlabrada o Leganés se ha puesto en marcha esta práctica policial de vigilar de paisano en busca de los dueños de los infractores. Las multas oscilan desde 400 a 1.500 euros en distintos puntos de España.

Compartir el artículo

stats