Las fallas de Torrent recibieron ayer el mejor regalo a las puertas de la fiesta grande en la capital de l´Horta. El pleno del Consell aprobó declararlas Fiestas de Interés Turístico Autonómico, de conformidad con el Decreto 119/2006, de 28 de julio, del Consell, regulador de las Declaraciones de Fiestas, Itinerarios, Publicaciones y Obras Audiovisuales de Interés Turístico de la Comunitat Valenciana.

La fiesta más multitudinaria de la ciudad „donde conviven 29 comisiones„ recibe este reconocimiento por su demostrada antigüedad con más de 100 años de historia, el arraigo, valor cultural y tradición, así como singularidades propia de la fiesta, como el traslado de la Mare de Déu o el suceso de la Tombà en 1957. Más de 7.000 falleros trabajan durante 365 días al año y ofrecen a la ciudad un calendario periódico de actividades nutrido de actividades culturales, deportivas, de ocio y difusión para el disfrute de torrentinos y visitantes. Una comisión de expertos estuvo trabajando durante todo un año para confeccionar el expediente basado en 13 puntos que se subdividen en otros hasta un total de más de 1.000 páginas con anexos y material audiovisual donde se recopila la historia y evolución de la fiesta fallera en la capital de l'Horta Sud.