El pasado martes 4 de marzo los bomberos hallaron el cadáver del escritor Francisco Martos „autor de la novela «La Rosa de Jericó»„ en la casa de la urbanización Montesano de San Antonio de Benagéber donde residía. Las investigaciones posteriores han permitido confirmar que el cuerpo del novelista fue hallado un mes después de su muerte por causas naturales. Junto al cuerpo, también fueron encontrados una veintena de gatos que han necesitan diversos cuidados tras sobrevivir solos durante 30 días.

Ahora, los felinos se encuentran en las instalaciones de la Sociedad Valenciana Protectora de Animales y Plantas (SVPAP), tras ser rescatados el pasado sábado por cuatro voluntarios de la entidad. Todos los animales son adultos y desde la protectora realizaron ayer un llamamiento para encontrar adoptantes, ya que su refugio se encuentra saturado, ya que alberga más animales de los que puede.

Montse Sánchez, portavoz de SVPAP, comentó que «por lo que pudimos ver, Francisco Martos era un gran amante de los animales y era muy responsable con los gatos que vivían con el, ya que podemos deducir que invertía parte de su dinero en su bienestar. Hallamos una caja con todas las cartillas de las vacunas de sus mascotas. No tengo dudas de que los cuidaba mucho».

La representante de la protectora también expuso que «Francisco Martos instaló en su jardín varias jaulas grandes que estaban acondicionadas de forma especial para felinos. Los ejemplares que se encontraban en la zona exterior gozan de mejor salud que los que se quedaron en casa cuando el escritor falleció, ya que han podido valerse por sí mismos para encontrar agua y comida. Sin embargo, hay unos diez gatos que están en peor estado y necesitan más cuidados que el resto. Están bastante debilitados».

Desde SVPAP se mostraron especialmente preocupados ante la llegada de los nuevos inquilinos de su refugio porque el próximo mes es época de cría: «Sino se realizan acogidas o adopciones pronto, el refugio no podrá ocuparse de más gatos. La actual sobresaturación impedirá la entrada de nuevos animales».

Por ello, Sánchez destacó que «estamos abiertos a cualquier tipo de donación o ayudas, ya que cualquier auxilio nos viene bien. Recordamos a la gente que se pueden poner en contacto con nosotros a través de los diferentes perfiles que tenemos en las redes sociales. Cualquier ayuda que venga es buena».