Con distintas varas de medir. Así es como aplican los ayuntamientos de la Ribera el carné por puntos a tenor de los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). Más del 70 % de los municipios de la comarca no quita puntos del permiso de conducir puesto que sólo 13 de los 47 impuso sanciones en ese sentido, según las estadísticas actualizadas el pasado septiembre y correspondientes al ejercicio 2013.

Únicamente Alfarp, Algemesí, Alginet, Almussafes, Alzira, Antella, Benifaió, Benimodo, Carcaixent, Cullera, Montserrat, Turís y Villanueva de Castellón interpusieron a conductores al menos una denuncia en esa dirección durante el período referido.

Sin embargo, no todos ellos fueron demasiado prolíficos, más bien todo lo contrario. Cabe destacar que la capital comarcal, donde la circulación es notoria a lo largo del año, solo tramitó dos sanciones y detrajo ocho puntos.

Esa la tónica se repite en Cullera. La ciudad turística por excelencia de la Ribera, que recibe en verano a miles de visitantes, apenas impuso una multa que la pérdida de cuatro puntos. En otros núcleos de afluencia estival como Sueca y su zona costera, el consistorio no impuso una sola sanción, circunstancia que se repite en l'Alcúdia o Carlet.

En total, durante 2013 fueron 76 las sanciones que implicaron la retirada de puntos tramitadas en la comarca, lo que representó la pérdida de 289 de ellos. La DGT incluye la mayoría de estas infracciones (37) en el apartado «Otras» que no especifica, mientras que por motivos explícitos, 12 se debieron a conducción bajo los efectos del alcohol. Hablar por el móvil, saltarse un semáforo o no llevar puesto el cinturón de seguridad supuso ocho multas, respectivamente. Solamente tres fueron por exceso de velocidad.

La media de la comarca se sitúa en términos similares a la de la Comunitat Valenciana.

El análisis por municipios revela que prácticamente dos acaparan casi el 70 % de las multas, Almussafes (33) y Alginet (19). En el primero de los casos, se detrajeron 126 puntos y en el segundo 72. Su casuística es diversa. La Policía Local almusafense interpuso prácticamente 1 de cada tres multas por consumo de alcohol y un 15 % por no llevar puesto el cinturón de seguridad. En Alginet, por el contrario, destacan las sanciones por saltarse semáforos en rojo y las relacionadas con hablar por el móvil al volante.