Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Zona verde

El alcalde de Gandia aplaza las obras del parque ante la insistencia de las protestas

«Esperaremos», señala el alcalde, quien confesó que «no quería salir en la tele» por esta causa

El alcalde de Gandia, Arturo Torró, ha ordenado prudencia en el conflicto que el gobierno local mantiene con la plataforma Salvem el Parc de Sant Pere y ayer, a preguntas de los periodistas, dijo que el ayuntamiento ha decidido aplazar momentáneamente la ejecución de las obras del polémico proyecto. Consciente de la carga social y política que podría acarrear la orden de desalojo del parque, Torró indicó que el ayuntamiento «no va a intervenir» y que «vamos a seguir esperando» por si se produce una resolución pacífica del enfrentamiento en el que ya están implicados cientos de vecinos.

El alcalde indicó que mientras haya personas dentro de la zona verde «no va a entrar nadie» a trabajar. El martes pasado, durante la reunión que mantuvo con presidentes de escaleras de edificios situados en la zona y con el presidente de la plataforma Salvem el Parc, Arturo Torró ya dejó muy claro que «no quería que Gandia saliese en la tele» por este enfrentamiento entre el gobierno local y los grupos de ciudadanos que rechazan las obras.

Durante el día de ayer los concentrados en el parque de Sant Pere ya no se encontraron con los trabajadores de la brigada encargada de ejecutar las obras de remodelación que incluyen el hormigonado de los accesos, la apertura de dos nuevas puertas y la instalación de zonas de juegos infantiles y de gimnasia para personas mayores.

Pese a sus palabras, la asamblea de Salvem el Parc se mantiene en sus trece y anoche insistió en la necesidad de seguir alerta, dado que el ayuntamiento no ha anulado el plan de obras. De hecho, durante la jornada la puerta en la que están asentados recibió la visita de numerosos ciudadanos que les expresaron su solidaridad con la causa.

Compartir el artículo

stats