Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gritos e insultos en la asamblea de Manises

A gritos e insultos. Y según fuentes de la dirección provincial del partido, incluso a empujones. Así acabó el miércoles la asamblea del PSPV de Manises en la que se eligió la candidatura que concurrirá a las próximas elecciones municipales, una lista que apenas consiguió el apoyo del 55 % del censo local y que puso de manifiesto, una vez más, la profunda división que existe en la agrupación local.

Pese a que la candidatura, en la que no hay integración del sector crítico que lidera Flor Fernández, se aprobó por un estrecho margen, será suficiente en principio para que las instancias superiores del partido la ratifiquen (solo tumban las listas que no logran respaldo de al menos la mitad de la asamblea).

No obstante, todo podría cambiar porque Fernández, quien en primarias disputó la cabeza de cartel a la secretaria general, Pilar Molina, ha impugnado el proceso tras detectar «irregularidades en el censo», algo que acabó de encender los ánimos en la asamblea.

Compartir el artículo

stats