Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Banda de música

La banda peregrina

La Lira de Carcaixent lleva meses deambulando para ensayar al ocupar su sede el archivo municipal

La banda peregrina

La banda peregrina

La banda de música de Carcaixent, la Lira, se ha convertido en una sociedad en continuo peregrinaje. Su local social de la calle Julián Ribera hace tiempo que dejó de estar disponible para los ensayos después de que el ayuntamiento depositara en la planta baja su archivo municipal, al que el consistorio tampoco ha sabido dotar de un espacio adecuado.

Forzado por las estrecheces y pese a tratarse de una de las entidades más representativas de la ciudad, la Lira se ha tenido que ir de Carcaixent en busca de un local de ensayo. Habitualmente, la sociedad venía utilizando los locales del conservatorio profesional Mestre Vert, pero la acústica no le sirve en plena preparacion de su participación este próximo domingo en el certamen del Palau de la Música de Valencia.

Por ello, la Lira solicitó al ayuntamiento que dirige Lola Botella el único espacio con capacidad suficiente en este municipio para dar cabida a toda la sociedad: el Magatzem de Ribera. Lo hicieron a principios de año para planificar con tiempo suficiente los ensayos con vistas al certamen de este fin de semana. Pero tampoco hubo suerte. El consistorio les denegó el uso del inmueble arguyendo que tenía que realizar unas obras para adaptar el local a la norma contra incendios y lograr una licencia de la que aún carece. Pese a todo, a día de hoy no se han iniciado las obras. El presidente de la Lira, Salvador Calatayud, señala que les dejaron ensayar en el Magatzem el pasado viernes 1 de mayo, pero la acústica es «tan infernal» que fue imposible evaluar el sonido. Entre unas cosas y otras, la Lira Carcaixentina lleva meses de peregrinaje incluso por diferentes poblaciones de la comarca y la Safor. En este tiempo ha pedido ayuda a la Sociedad Musical de Tavernes, a Benimodo, a través de su alcalde, Paco Teruel, y a Alzira, donde, precisamente anoche, ensayaban en el gran Teatro y volverán a hacerlo durante toda la semana, excepto el miércoles porque hay previsto un acto. «Es muy de agradecer y la diferencia de acústica es muy grande, ayer en el Gran Teatro disfrutamos mucho», explicaba el presidente de la Lira.

La banda lamenta que un municipio como Carcaixent, de más de 20.000 habitantes, sea incapaz de habilitar un espacio con las condiciones adecuadas para que la Lira realice sus actuaciones. En el ensayo del viernes en el Magatzem los músicos no cabían en el escenario. Se solicitó una ampliación de la plataforma, pero tampoco se ha llevado a cabo. Los músicos tuvieron que ensayar en medio del sala, pero muchos no alcanzaban a escuchar la voz del director.

Y todo ello en el momento clave del curso para la Lira, con el certamen del domingo en Valencia a punto. «Si se acondicionara el local social de Julián Ribera podría ser un buen lugar para ensayar, pero no podemos porque lo ocupa el ayuntamiento con su archivo y en el conservatorio Mestre Vert la acústica es muy diferente a la del Palau y el director necesita realizar pruebas de sonido y de ensayo en un local que reuna unas mínimas condiciones», lamenta el presidente de la Lira.

«Está siendo una peregrinación en toda regla, con el coste que trasladar todo el material pesado comporta y no estamos precisamente sobrados de dinero», explica el responsable de la entidad.

Compartir el artículo

stats