Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EU critica a sus socios de gobierno en Alzira y Xàtiva por las procesiones

El partido se opone a que los consistorios estén representados en las demostraciones religiosas

El concejal de Esquerra Unida en el Ayuntamiento de Alzira, Ivan Martínez, ya había dejado claras las «diferencias de fondo» con sus socios de gobierno (Compromís y PSOE) en lo que respecta a la participación de representantes institucionales en celebraciones religiosas y ha vuelto a marcar distancias a través de las redes sociales con motivo de la misa y procesión en honor de Sant Bernat, a las que asistieron el alcalde, Diego Gómez, y los cuatro ediles del PSPV. «Una llàstima per a l'Ajuntament d'Alzira, açò no és un avanç» fue el escueto tuit del teniente de alcalde. El edil alcireño defendió ayer su voluntad de «avanzar hacia un estado laico» y señaló que ese es el mensaje que quiso transmitir. Ivan Martínez recordó que EU ya ha expresado públicamente su opinión sobre este asunto y considera que «no toca» que los representantes del ayuntamiento presidan una misa o una procesión.

Y en Xàtiva, el primer pleno ordinario de la legislatura afloró un nuevo desencuentro público entre las fuerzas que comparten el gobierno municipal de Xàtiva. La sesión volvió a poner de relieve las discrepancias ideológicas que se respiran en el seno de tripartito. Con los debates en torno a la figura de la Reina de la Fira, los toros o la supresión de la tasa que pagan los colectivos por el Gran Teatre aún candentes, Esquerra Unida no encontró el respaldo de ninguno de sus socios a la propuesta de acabar con la representación institucional del ayuntamiento en las procesiones y otros actos religiosos que se celebran en la ciudad. PSPV, Ciudadanos y PP se opusieron a modificar el statu quo actual y Compromís se abstuvo en la votación de la moción.

Compartir el artículo

stats