Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medida

Urbanismo municipal a la carta en la Ribera

Los ayuntamientos han roto con los sistemas tradicionales apostando por dotar al pueblo con cierto poder de decisión más allá de las urnas

La palabra «participativo» se ha instalado en algunos consistorios de la Ribera. Opinar sobre la gestión de los presupuestos de 2016 o pedir a través de una aplicación de mensajería móvil la mejora de un servicio municipal son formas de participación ciudadana que se están poniendo en práctica en varias localidades de la comarca.

Los ayuntamientos han roto con los sistemas tradicionales apostando por dotar al pueblo con cierto poder de decisión más allá de las urnas. Sin ir más lejos, los vecinos de Carlet, l'Alcúdia, Alzira y Algemesí ya realizaron sugerencias de cara a los proyectos que acometerán sus consistorios con sus impuestos. Ahora los ciudadanos de Corbera y Almussafes serán quienes decidan el nuevo diseño de la Plaça Major y el uso de la Casa Ayora, respectivamente.

El Ayuntamiento de Corbera, a propuesta del PP, ha iniciado un proceso de participación ciudadana para reformar este enclave situado en el centro de la localidad. El plan municipal, que recibe el nombre de «La Nueva Plaza», contempla dos objetivos: obtener un programa de necesidades extraído de la opinión de los usuarios y coordinarlo desde las sensibilidades histórica, arquitectónica, funcional y económica. El 12 de enero se inicia el proyecto con una exposición pública y el 9 de febrero se celebrará una reunión abierta donde los vecinos darán a conocer sus propuestas; además, los ciudadanos también podrán hacer llegar sus ideas hasta el 31 de marzo por registro de entrada o correo electrónico.

La Casa Ayora de Almussafes

El Ayuntamiento de Almussafes convocará, durante el primer semestre del próximo año, una consulta popular para emprender dos de los grandes proyectos urbanísticos que se ejecutarán durante la presente legislatura. La rehabilitación de la Casa Ayora, vivienda histórica adquirida por el consistorio municipal en el año 2005 para albergar en la misma el nuevo ayuntamiento y la peatonalización de la Plaza Mayor.

Compartir el artículo

stats