30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Evento

El Gran Teatro de Alzira se prepara para celebrar reluciente su centenario

El ayuntamiento invertirá 350.000 euros para mejorar el recinto a las puertas del aniversario - Registra actividad el 95 % de los días del año

Perspectiva del interior del Gran Teatro de Alzira, lleno de público, en una imagen de archivo.

Perspectiva del interior del Gran Teatro de Alzira, lleno de público, en una imagen de archivo. guillem riera

Si las secuelas económicas que deje la crisis del coronavirus no lo impiden, el Ayuntamiento de Alzira se dispone a acometer este año una importante inversión en el Gran Teatro para conmemorar en 2021 el centenario de este edificio modernista en las mejores condiciones. El gobierno municipal ya busca de recursos que ayuden a financiar unas reformas estimadas en torno a 350.000 euros y que, según ha explicado el concejal de Cultura, Alfred Aranda, se centrarán en mejorar la seguridad del inmueble y en incorporar tecnología. No se trata de mejoras estéticas, precisó el edil, si bien en función de la disponibilidad económica no se descarta un «lavado de cara» final a un recinto que, tras la última remodelación, tiene un aforo para 890 personas.

El Gran Teatro es un auténtico dinamizador cultural para Alzira, ya que acoge todo tipo de actos: conciertos, montajes teatrales, zarzuelas o espectáculos de danza, pero también presentaciones falleras, asambleas, festivales benéficos y actos conmemorativos. Una recopilación realizada por los técnicos municipales revela que registra actividad un 90 % de los días del año.

Este elevado nivel de uso conlleva también que se acelere el deterioro de las infraestructuras técnicas y de los diferentes espacios del recinto. «El Gran Teatre pasa cada año una inspección técnica y no hay ninguna ilegalidad, pero una cosa es que todo esté en regla y otra que su estado sea óptimo, por eso queremos invertir en seguridad», destaca Aranda, mientras enumera entre las actuaciones prevista la reubicación del cuadro de contadores que hay en el escenario, mejorar la iluminación de las salidas de emergencia y de las balizas del patio de butacas, una reforma integral de los servicio, la sustitución progresiva de las lámparas de los focos por luces Led, la renovación del suelo del escenario, la revisión del falso techo o la renovación de las cortinas ignífugas. El edil de Cultura señala que los técnicos están trabajando con la previsión de acometer este año las obras salvo que la situación económica una vez se levante la emergencia sanitaria aconseje reordenar prioridades. En función de la disponibilidad de recursos se planificarán las mejoras en seguridad. «Si tenemos dinero también se acondicionarán los vestuarios y, si llegamos, se revisará la talla para reforzar una línea de vida y si se puede pintar le daríamos un lavado de cara, son muchas las actuaciones que se contemplan», asume Aranda.

El Gran Teatro de Alzira abrió al público en septiembre de 1921 y en su larga historia ha sufrido dos graves inundaciones -la de 1982 apenas unos meses después de la inauguración de las obras de modernización- y también varios incendios, el último de ellos en enero de 2004. Tres años después se acometió una gran reforma para mejorar la acústica y la visibilidad desde el patio de butacas.

Compartir el artículo

stats