30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prendas que merecen estar en el testamento

En Alcublas, la indumentaria tradicional de las fiestas patronales está tan arraigada que pasa entre generaciones como parte de la herencia familiar

Prendas que merecen  estar en el testamento

Prendas que merecen estar en el testamento

En la sala 2 del Museu d'Etnologia, en el centro de la Beneficiencia de València, se presentó una exposición que más bien representaba un pase directo a Alcublas en fiestas. En esta localidad de Los Serranos, las prendas de indumentaria tradicional pasan desde hace siglos de madres a hijas; de padres a hijos, de generación a generación. El valor no es tanto económico como emocional. Esa estima ha propiciado a Alcublas un patrimonio sin igual que vio la luz en la exposición «La Tradición Desvelada», abierta días antes de decretar el estado de alarma y clausurada hasta que todo vuelva a la normalidad, cuando será reabierta

En la exposición se muestran aproximadamente 100 piezas (7 maniquíes completos de indumentaria tradicional, piezas de ropa, documentos, pendientes, medallas, pañuelos, etc.) de familias de Alcublas y diversas instituciones. Se ha producido en colaboración con el Ayuntamiento de Alcublas, la Asociación La Vihuela de Valencia y Asociación Cultural Aires Serranos de Alcublas.

Javier Marco es el presidente de la primera asociación; Sergio Civera de la segunda. Ambos han unido esfuerzos para sacar adelante esta exposición que lleva 2 años de catalogación y que nace «por amor al arte», como reconoce Civera. Marco apunta a que se trata de una afición personal que les lleva a recuperar material antiguo, a organizar exposiciones y dar charlas. Ambos son producto del éxodo juvenil del interior: estudiaron en València y aquí se quedaron, pero no se resignaron a dejar en su pueblo lo más valioso: sus tradiciones y costumbres.

«Durante generaciones se ha guardado este material, por estima y porque se reutiliza cada año durante las fiestas patronales. Son vestidos activos, que se siguen utilizando entre los miembros de la familia», explica Javier. Ese arraigo es propio de Alcublas aunque en Los Serranos se encuentran algunos pueblos que también están interesados en la conservación de la indumentaria, como Villar del Arzobispo o Titaguas.

Cada casa en Alcublas guarda en un arcón todas las piezas tradicionales. En total, las familias del pueblo les han cedido unas 1.500 piezas. Además de la indumentaria propiamente dicha, se puede ver un libro de casamiento donde se repartía en herencia todo lo que poseía el matrimonio, incluyendo la ropa familiar. «Aunque el nivel adquisitivo cambió, las familias siguieron incluyendo las prendas en el testamento. Solo en Alcublas se sigue haciendo».

Joyas, pañuelos de seda (uno de ellos partido por la mitad para entregar a dos hermanas), alpargatas, fotografías... la sala II del Museu d'Etnologia es un relicario donde también pueden verse piezas que, por poco, no pueden exponerse. «Gracias a que la exposición retrasó su apertura, pudimos exponer la volcada de 1900 para los bautizos, porque la familia la utilizó en diciembre de 2019 en un bebé que bautizaron», explica Sergio. También puede verse un «justillo» de embarazada, un corsé con una abertura en el vientre para dejar paso al embarazo y al posparto, todo de seda de primera calidad.

Del siglo XVIII a la moda fallera

Se exponen los cuatro trajes más icónicos de las fiestas alcublanas. Por un lado, el de tradición dieciochesca que incluye elementos del traje de valenciana, con una gran falda verde floreada que recuerda a las falleras. Es el traje de «majorala» que va acompañado de su bailador, como el de basquiña, todo negro, que utilizaban para casarse. «Este es el modelo más antiguo de toda la exposición, de terciopelo labrado con mantón tradicional y la cabeza cubierta con media luna». Con ellos, el traje de Churro y Churra, el más típico de la localidad con cintas cosidas a la falda que le hacen ser el traje más singular de Alcublas.

El diputado de Cultura y máximo responsable del museo, Xavi Rius, señaló en la inauguración de la exposición que las familias alcublanas están contribuyendo a mantener vivo en el presente una riqueza patrimonial que sirve «de ventana al pasado». Por su lado, Francesc Cabañés, jefe de Difusión Cultural, Didáctica y de Comunicación del museo aseguró que la intención que tienen desde la dirección es destinar esta sala a ser una puerta de acceso desde la capital a los pueblos valencianos.

Por su lado, Blanca Pastor, alcaldesa de Alcublas, subrayó el esfuerzo y trabajo de Sergio y Javier, «personas fuertes y sabias que han tenido a todo el pueblo a su favor».

Compartir el artículo

stats