Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sagunt tarda 17 años en ponerse serio contra la contaminación acústica

Entra en vigor el plan aprobado por el ayuntamiento para ajustarse a una ley autonómica de 2003

Una de las calles más transitadas del Port de Sagunt en una imagen de archivo.

Una de las calles más transitadas del Port de Sagunt en una imagen de archivo. daniel tortajada

Más de 17 años después de que la legislación autonómica obligará a Sagunt, y al resto de localidades valencianas de más de 20.000 habitantes, a disponer de un plan acústico municipal, el de la capital de El Camp de Morvedre entró en vigor hace unos días. El pleno del ayuntamiento ya lo aprobó por unanimidad en noviembre de 2017, pero un atasco administrativo provocó meses de demora, que quedaron atrás con la publicación oficial del anuncio firmado a mediados de febrero por el alcalde, Darío Moreno.

Ya en su momento se reclamó desde varios sectores que este documento no se quedara en el «cajón del olvido» y ahora es cuando se están dando nuevos pasos para concretar las medidas que se perfilaban en este plan acústico, encargado por 50.000 euros a una empresa especializada. Fuentes municipales admiten que, tras 400 mediciones de sonido en casi 200 localizaciones del término municipal durante varios meses, se obtuvo «un diagnóstico» y una serie de posibles medidas «generalistas», que faltan concretar para hacer efectiva la lucha contra la contaminación acústica «en los puntos negros».

Apantallamientos en las zonas más cercanas a la autopista A7 o soluciones a los espacios escolares y sanitarios que superan los umbrales de sonido recomendados hasta en 30 decibelios son algunas de las actuaciones prioritarias en una ciudad en la que la mayoría de espacios urbanos sobrepasa los objetivos de calidad acústica fijados por la Unión Europea y asumidos por la Comunitat Valenciana.

Situaciones concretas

Para concretar, presupuestar y priorizar estas medidas, el ayuntamiento se ha puesto en contacto durante estos días con la misma empresa que ya elaboró el plan acústico para establecer las condiciones del contrato de detalle, que permitirá abordar en los próximos años las situaciones más concretas.

El objetivo final es que Sagunt gane espacio urbano para el transporte público, las bicicletas y las peatonalizaciones en detrimento del coche, cuyo parque en la capital comarcal roza los 34.200 vehículos, según los registros de la Dirección General de Tráfico.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats