Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mar vuelve a arrojar posidonia muerta a la playa de Pau Pi de Oliva

El ayuntamiento repetirá la actuación de febrero pasado y la aprovechará para regenerar las dunas litorales

La posidonia muerta en la arena de la playa de Pau Pi.

La posidonia muerta en la arena de la playa de Pau Pi. levante-emv

Oliva ha visto repetida la historia de la invasión de posidonia muerta en algunos tramos de su playa, como ya ocurrió, de forma mucho más intensa, con el temporal marítimo que, el pasado invierno, generó la borrasca Gloria, de triste recuerdo por los daños que afectaron a buena parte de la costa mediterránea española.

En esta ocasión han sido temporales mucho más suaves los que han sacado la posidonia, especialmente a la playa de Pau Pi, la más urbana de Oliva. Toneladas de este elemento se han depositado en esa zona.

En un mes de mayo normal esta situación habría obligado al ayuntamiento a acelerar la retirada, pero el confinamiento y la prohibición de bañarse en la playa da más tiempo de reacción.

El concejal de Turismo, Kino Calafat, señaló ayer a este periódico, justo después de haber acudido al lugar, que la idea es repetir la experiencia que la Demarcación de Costas de València autorizó el pasado mes de febrero para aprovechar la posidonia muerta. Es decir, se enterrará en algún tramo del litoral donde hay dunas para que contribuyan al mantenimiento de esas defensas naturales del mar y a que en la superficie crezcan plantas autóctonas que afianzan la arena y son fuente de biodiversidad.

Según Calafat, esa solución no solo ahorra costes, especialmente en el transporte de la posidonia a un vertedero, sino que se ha demostrado muy positiva. El ayuntamiento ya estudia en qué zona se llevará a cabo la operación.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats