Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El intenso calor provoca una gran eclosión de larvas de mosquito tigre

Las cuantiosas precipitaciones de las últimas semanas propician acumulaciones de agua que ayudan a su proliferación - "La eliminación total es imposible ni con condiciones favorables", alertan los expertos

El intenso calor provoca una gran eclosión de larvas de mosquito tigre

El intenso calor provoca una gran eclosión de larvas de mosquito tigre

El termómetro ha subido hasta niveles prácticamente veraniegos pese a que mayo acaba de empezar. Esta repentina subida de las temperaturas está precedida de unos importantes episodios de lluvias. Todo ello supone un cocktail explosivo que provoca una gran eclosión de insectos, entre ellos de las molestas plagas de mosquito tigre y mosca negra.

«Salta a la vista para cualquiera. Hace apenas unos días no se veía ni un solo insecto volador y ahora aparecen por todas partes. Hay zonas del término de Alzira por las que no se puede ir porque estas circunstancias aceleran la incidencia de las plagas», resume Ramón Flor, de la empresa alcireña Desflor.

Hay bichos por todas partes. Eso es evidente, aunque no todos tienen un impacto negativo en el ser humano. «Los insectos no pueden regular su temperatura, dependen del ambiente, por lo que la primavera supone una explosión para su actividad y ésta ha sido más fuerte e intensa en aquellos que necesitan acumulaciones de agua para reproducirse. Se han detectado acumulaciones de nidos de abeja en lugares insólitos o también de 'rantelles', que son inofensivas porque ni muerden ni pican. Éstas últimas suelen aparecer, con picos muy altos, en junio, después de que se hayan inundado los arrozales, pero ya se pueden ver. También han aparecido muchas hormigas voladoras», sostiene Rubén Bueno, biólogo de Lokímica.

El fenómeno resulta curioso. Simplificando mucho, cada insecto tendría sus periodos más adecuados para la reactivación tras el invierno. Ésta ha sido prácticamente simultánea, tanto la de los insectos más molestos como las de aquellos inofensivos, ya que hasta hace bien poco no se han dado las mejores condiciones. «Venimos de un fin de semana de treinta grados, eso acorta los ciclos biológicos de las larvas y de la eclosión de huevos», añade Bueno.

Primeras molestias

Las plagas más importantes ya empiezan a generar molestias, aunque ante la elevada proliferación de insectos no todas las picadas o mordeduras de estos días se corresponden a mosca negra o mosquito tigre, dos de los más importantes dentro de las plagas. «Ya hemos detectado algunos focos, especialmente en zonas rurales y de urbanizaciones», explica Flor. Algo, por otra parte esperable: «Las segundas residencias no se han podido frecuentar debido a la pandemia, así que no se han podido retirar las posibles acumulaciones de agua en macetas, cubos u otros enseres por culpa de la pandemia», argumenta Bueno al respecto.

Para Flor, este «va a ser un año muy propicio para estas plagas, se avecina un verano muy complicado ya que las condiciones climatológicas acompañan a ello». Un pensamiento que comparte Bueno: «Por muchos tratamientos que estemos haciendo en la comarca, es muy importante entender que el cero absoluto no existe. Es imposible eliminar un plaga en las mejores situaciones, por lo que en circunstancias más complicadas la situación es peor. La prevención controla las plagas, no las suprime y, desde luego, la situación empeoraría muchísimo sin nuestra labor».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats