Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polémica

El derribo del paseo marítimo agita el debate en Bellreguard

Un grupo de vecinos recoge firmas para que se repare sin modificar la actual estructura

El derribo del paseo marítimo agita el debate en Bellreguard

El derribo del paseo marítimo agita el debate en Bellreguard

Un grupo de vecinos de Bellreguard ha iniciado una recogida de firmas para exigir una reparación del paseo marítimo sin retranquear ninguna de las partes. La iniciativa supone una respuesta a las declaraciones del alcalde, Àlex Ruiz, en la línea de restar metros al bulevar para ganarlos al mar. «La campaña la iniciamos propietarios de edificios de primera línea pero vemos que es un tema que interesa a mucha más gente», explica Albert, uno de los promotores.

El escrito ha sido enviado a todos los grupos municipales del consistorio, exigiendo que se pronuncien respecto a las palabras de Ruiz en las que mostraba su preferencia por «deconstruir» el paseo. «El alcalde hizo unas declaraciones que, si no cambia, significa que quiere que desaparezca», señalaba el promotor. Los vecinos piden, además, que «como se ha hecho en Piles», «se haga una aportación de arena en Bellreguard» porque «se sabe que el problema de esta playa y todas las del sur es el brazo que se construyó en el puerto de Gandia, que es lo que ha provocado la erosión» y critican que el alcalde «cuestione» esa aportación.

Mala imagen del municipio

El escrito reclama un «debate abierto» sobre posibles soluciones y afea que se sustituya por «proclamas poco serias como devolver al mar lo que es del mar», en clara alusión a Ruiz. Los promotores consideran que se está dando «mala imagen» de Bellreguard, lo que creen que afectará al turismo, y que el ayuntamiento ha actuado tarde para preparar la campaña, al contrario que otros municipios. También ven «desmesurado» que Costas recorte ahora «360 metros cuadrados» de paseo, y más cuando, recuerdan, «se trata de un espacio tan emblemático» como es la Font de la Roda.

El alcalde, Àlex Ruiz, señalaba ayer que las declaraciones a las que se refiere el escrito «las hice a título personal y dentro de mi libertad de expresión». Asegura que fue una reflexión «desde un punto de vista global y no limitado a Bellreguard» y que «lo que siempre he pedido es que las soluciones se tomen con sentido común». Aclara que «yo no he cuestionado la aportación de arena, sino que el gasto que se ha hecho con ese tipo de actuaciones durante tantos años podría haber servido para dar una solución definitiva».

Respecto a la fuente, recuerda que el proyecto del ayuntamiento contempla su reconstrucción y señala que la rueda está «a buen recaudo». Por otra parte matiza que «no se pueden comparar los daños que han sufrido otras playas con Bellreguard», en referencia a la preparación de la temporada.

El portavoz del PSPV, Joan Marco recuerda que «nosotros no estábamos a favor de la deconstrucción» y que «apoyábamos una medida intermedia» para reparar el paseo «en la mayor parte de lo que se destruyó». Los socialistas creen que el trozo que está retirando Costas «es demasiado grande». Jaume Ascó, del PP, se muestra «totalmente de acuerdo» con la iniciativa. «Ya dijimos al alcalde que estaba actuando mal y le pedimos que no se derribara nada». En esta línea, considera que «la actuación que está haciendo Costas no es correcta».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats