Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cooperativistas reclaman llevar al juzgado a exgestores de la Copal

Un grupo de socios solicita que la asamblea se pronuncie sobre si cabe exigir responsabilidades penales - Dos miembros de la antigua junta repetirán en las elecciones de este mes

Los cooperativistas reclaman llevar        al juzgado a exgestores de la Copal

Los cooperativistas reclaman llevar al juzgado a exgestores de la Copal

Las muestras de malestar en el interior de la cooperativa de Algemesí se han elevado hasta la enésima potencia. Un grupo de socios reclama llevar al juzgado a los antiguos gestores de la Copal.

La próxima asamblea se realizará el 26 de junio en el almacén de la cooperativa para garantizar un mayor espacio físico y no contravenir las medidas de seguridad que recomiendan las autoridades sanitarias para evitar aglomeraciones. Será la primera desde que la junta anterior dimitiese en bloque y dejase la Copal en manos de una gestora. Aquella sesión estuvo marcada por la tensión y el malestar de una parte de los cooperativistas.

Un grupo de socios ha introducido entre los puntos del día de la asamblea la posibilidad de querellarse contra antiguos dirigentes de la Copal por su gestión en una entidad que hace varios años era un referente del sector citrícola y en estos momentos afronta una situación muy delicada. Aunque las fuentes internas de la cooperativa consultadas por Levante-EMV descartan que esta petición logre suficientes votos para aprobarse, es una muestra más del enorme descontento que trasmite una parte significativa de los socios, que este año han visto cómo sus liquidaciones alcanzaban récords negativos que impiden retabilizar la cosecha. La propuesta de trasladar ese malestar a los juzgados para denunciar supuestas negligencias se colará en los debates de la asamblea, que deberá decidir su centra sus esfuerzos en enderezar el rumbo y devolver a la cooperativa a lo más alto o en judicializar la crisis agrícola.

«Época muy dura»

Más allá de esta cuestión, la asamblea informativa también servirá para presentar a los diecisiete socios que aspirarán a copar los doce asientos del consejo rector de la Copal en las elecciones que se celebrarán al día siguiente de la asamblea. Entre los candidatos figuran dos antiguos miembros de la junta que se disolvió a principios de año: Raül Aliaga y María Esperanza Iglesias.

El listado también incluirá a los miembros de la gestora que, una vez se produzcan las elecciones, cumplirá cuatro meses dirigiendo la Copal, tres más de lo que estaba previsto. La pandemia obligó a cancelar las elecciones y, por ende, a la junta provisional a continuar al frente de la cooperativa. La enfermedad, incluso, se cobró la vida de uno de sus integrantes.

«Ha sido una época muy dura para todos, pero hemos gestionado la Copal de la mejor manera que hemos podido. Nos hemos visto obligados a tomar decisiones que no se podían retrasar para garantizar su correcto funcionamiento. Se han realizado las liquidaciones que quedaban y hemos trabajado para preparar todo aquello necesario para encarar la próxima campaña. También hemos tenido tiempo de ver algunos de los fallos que se han cometido y las posibles soluciones a aplicar. Cuando se está dentro de un órgano gestor se comprenden muchas cosas que no se ven desde fuera», explicó la gestora.

Compartir el artículo

stats