Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los partidos independientes aspiran a tener lista autonómica en el año 2023

El olivense Francisco Escrivà es el nuevo presidente de la fundación que aglutina a formaciones con sello localista

Francisco Escrivà, de pie, junto a su compañera Yolanda Pastor.

Francisco Escrivà, de pie, junto a su compañera Yolanda Pastor. levante-emv

Francisco Escrivà, concejal de Projecte Oliva (PRO), es el nuevo concejal de la Federación de Partidos Independientes (Fepal). Se trata de una entidad que aglutina a formaciones de sello local que suelen concurrir a las elecciones municipales cada cuatro años. No es de extrañar que el edil olivense haya sido el escogido, en tanto que su partido es de los independientes más fuertes a nivel electoral. No en vano, PRO ganó las elecciones del pasado 2019 y se quedó a las puertas de gobernar, aunque no pudo hacerlo debido al pacto entre Compromís y el PSPV que dio finalmente la alcaldía a Compromís.

La asamblea de la federación tuvo lugar el pasado sábado en Tárbena, en la comarca de la Marina Alta, donde gobierna con mayoría absoluta una formación independiente, Independents per Tàrbena. También hubo representantes de formaciones de Calp, Altea, Muro d'Alcoi, Villajoyosa, Santa Pola o Els Poblets.

Uno de los objetivos con los que Escrivà accede a la presidencia es el de poder presentar una lista independiente a nivel autonómico en los comicios de 2023, como reconocía ayer en conversación con este periódico. Ese trabajo, aunque está en marcha, es a largo plazo, puesto que en estos primeros meses lo que tiene en mente Escrivà es «crecer, sumar a más partidos independientes para hacernos cada vez más fuertes». Actualmente están dentro de la entidad unos 40. Para ello, reconoce que ha contactado con formaciones de tinte municipalista de la comarca de la Safor, con cuyos representantes se reunirá en las próximas semanas.

Evitar el ninguneo

La federación que aúna a los partidos independientes se creó con el objetivo de «hacernos más fuertes, crear una infraestructura que sirva para ayudar a las distintas formaciones en todo lo que necesiten, cooperar y entender que juntos podemos ser más fuertes». El nuevo presidente también reconoce que uno de los aspectos más importantes es «evitar que nos ninguneen, que los partidos más grandes no nos vean como los pequeños».

Escrivà asegura que en la entidad hay cabida para partidos de todas las tendencias políticas porque «nuestra principal ideología es el bien de nuestro municipio, esté quien esté en el poder en ese momento».

El dirigente busca que la Fepal no sea una entidad «a la que vienen a buscar solamente cuando se acercan los comicios para resolver dudas», sino que «buscamos formar una estructura que ofrezca apoyo continuo a los partidos independientes».

Escrivà, de 48 años e ingeniero en telecomunicaciones, es empresario, con negocios relacionados con el mundo de la telefonía móvil. Actualmente regenta dos heladerías en la Playa de Oliva.

Escrivà estuvo acompañado en la asamblea del pasado sábado por su compañera de partido, la también concejala del Ayuntamiento de Oliva Yolanda Pastor, que fue candidata a la alcaldía en las pasadas elecciones. Projecte Oliva fue el partido más votado en esta ciudad con un total de 3.100 votos y seis concejales (los mismos que Compromís). Pastor, de hecho, no fue alcaldesa por 20 minutos, los que faltaban para empezar el pleno de investidura cuando un mensaje avisó al actual alcalde, David González -con quien iba a pactar PRO- de que los cinco concejales del PSPV iban a votarle a él.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats