Los vecinos de Dénia quieren darle una pincelada verde a Marqués de Campo, el «rovellet de l’ou» de la ciudad. El 27,5 % de quienes han participado en la encuesta convocada por el ayuntamiento para decidir qué uso se le da al solar del demolido ambulatorio, de titularidad municipal y el único suelo libre de construcción en esta calle, quieren que tenga una función ambiental, es decir, que se convierta en un jardín. El 25,2 % aboga por crear aquí un parque y el 21,9 se inclina por darle un uso cultural (conciertos, teatro y cine al aire libre). No hay color. Bueno sí. El color que reclaman los vecinos es el verde. Prefieren que la vegetación sea mediterránea y que predominen los árboles (dan más sombra) sobre los arbustos. Un 29,5 % pide que el futuro jardín tenga una fuente de agua potable. Y prácticamente todos los encuestados coinciden en que el espacio debe ser sostenible.

En esta consulta pública han participado 1.248 vecinos.