Los corredores del equipo profesional de ciclismo Lotto Soudal, concentrado este invierno en Oliva, Dénia y Xàbia, despidieron su «stage» en la Marina Alta con una ascensión a l’Almiserà, la durísima cima a la que se llega desde Pego, l’Atzúbia o la Vall de Gallinera (por el mirador del Xap).

Los corredores del Lotto Soudal ascienden las duras rampas desde Pego A. P. F.

Este invierno también ha descubierto esta cumbre el campeón del mundo de ciclismo, Julian Alaphilippe, del Deceuninck Quick Step. Subió a sus redes sociales fotografías de este durísimo puerto de montaña y sus seguidores no tardaron en compararlo con el legendario Mont Ventoux del Tour de Francia.

La imagen que subió a sus redes sociales el campeón del mundo de ciclismo Levante-EMV

Los ciclistas, incluso los profesionales, se retuercen sobre sus bicicletas para superar las rampas de la ascensión desde Pego. Hay auténticos «muros», que es como se conoce en el argot ciclista a las subidas más exigentes. El último tramo, el que llega a las antenas, es de asfalto rugoso, lo que hace más mítica esta cima.

El tramo final de rugoso asfalto de este exigente puerto de montaña