Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ruego unánime en Xàtiva para recuperar el buzón del 'Lleó'

La boca del histórico bajorrelieve de la oficina de Correos, de gran valor sentimental en la ciudad, fue taponada por las obras del edificio y no ha sido recuperada, provocando el lamento de los usuarios

Ruego unánime en Xàtiva para recuperar el buzón del «Lleó»

Ruego unánime en Xàtiva para recuperar el buzón del «Lleó»

El histórico león de la oficina de Correos en Xàtiva hace tiempo que abandonó su naturaleza carnívora. O cartívora más bien, si se permite el juego de palabras. El bajorrelieve con la cabeza del felino es el buzón más conocido de la capital de la Costera, y desde hace décadas ha servido a su propósito, encallado e inmóvil en la fachada frontal del edificio y recibiendo miles y miles de cartas. Sin embargo, en el marco de las obras de remodelación de la oficina de Correos, que se iniciaron en noviembre de 2019, la boca del león quedó tapada con espuma de poliuretano y no ha vuelto a ser liberada, pese a que los trabajos de obra en el edificio terminaron el pasado mes de diciembre. La ciudadanía de Xàtiva ya teme que la inutilización del buzón sea definitiva y el león de Correos no vuelva a abrir sus fauces.

Ruego unánime en Xàtiva para recuperar el buzón del «Lleó»

La pérdida que ello supone para Xàtiva es doble. En términos sentimentales, el león de Correos cuenta con un enorme valor. Muy pocos habrán sido los vecinos y vecinas que, de niños, no pasaron por el juguetón ritual de aproximar la mano a las fauces de piedra del felino, no sin cierto miedo. Y en términos de utilidad, su rendimiento era incontestable: el saco colocado a la otra parte de la pared recibía directamente las cartas franqueadas que los remitentes dejaban caer por la boca del león, sin tener que pasar al interior de la oficina y entregarlas en mano a un empleado.

Por otro lado, tal y como desliza en su ilustración el artista local Paco Roca, en los tiempos de Covid-19 el león se echa aún más en falta. Los usuarios que solo quieren hacer algún envío postal ya franqueado, que antes podían entregarlo directamente al león; ahora, en cambio, han de acceder hasta alguno de los mostradores, cumpliendo por pudor con las largas colas ocasionadas por las restricciones o saltándoselas —puesto que no necesitan realizar ninguna gestión— y provocando las miradas inquisitivas y algunas protestas entre los que esperan, que piensan que el usuario en cuestión se está colando.

Ruego unánime en Xàtiva para recuperar el buzón del «Lleó»

Desde Correos no se ha trasladado que la inhabilitación del león de Xàtiva sea definitiva, pero tampoco ponen fecha a la recuperación del servicio. Los vecinos y vecinas de la ciudad esperan que se haga efectiva, y que la operatividad funcionarial no acabe con una costumbre que formaba ya parte de la genuina cultura setabense.

Existen referencias sobre el uso del león de la oficina de Correos desde la década de los cincuenta, con la apertura de la oficina actual. Su construcción es anterior a la del edificio actual.

Compartir el artículo

stats