Un «granito de arena» enorme. La solidaridad mueve montañas en la Marina Alta. La Cursa Solidària de Benidoleig y la activista contra el cáncer de Xàbia Maria Ferrer han recaudado con una rifa solidaria 2.000 euros que ya han entregado a Instituto de Investigación Sanitaria la Fe. Ese dinero se destinará a la investigación pionera que lidera la doctora Adela Cañete sobre el neuroblastoma, el tumor extracraneal más habitual en niños. En España se diagnostican unos mil casos cada año.

Las organizadoras de la Cursa Solidària y Maria Ferrer han trabajado duro en un año tan complicado como el actual, el de la pandemia. La activista recordó que ayer se conmemoraba, precisamente, el Día Internacional del Cáncer Infantil. «El Gobierno sólo destina a la investigación oncológica infantil 300.000 euros al año. Es una cantidad insuficiente. Tenemos que ser nosotros, con iniciativas como la de esta rifa, los que aportemos nuestro granito de arena a una causa que nos incumbe a todos», explicó Ferrer.

«Quiero destacar que toda la comarca se han volcado en esta iniciativa solidaria», dijo la activista, que dio las gracias a los establecimientos colaboradores, a los participantes y «a toda la gente que ha comprado y nos ha ayudado a vender las papeletas». La activista recalcó que los 2.000 euros recaudados se han donado íntegros a la Fe.

El premio de la rifa es una guitarra personalizada donada por Guitarras Bros, la empresa de Gata de Gorgos que fabrica de forma artesanal estos instrumentos y que tiene entre sus clientes a grandes estrellas de la música y el cine. Es un regalo muy especial y único. Como único es el compromiso de los vecinos de la Marina Alta que impulsan iniciativas solidarias para luchar contra el cáncer y concienciar sobre lo esencial que es la investigación oncológica.