Mientras los hosteleros cumplen y cuentan las horas para que empiece la desescalada, hay alguno que otro que se toma las restricciones a guasa. La Policía Local de Dénia ha denunciado en la última semana a ocho bares que servían a sus clientes en la barra, lo que está prohibido. Los agentes también han disuelto 9 reuniones de no convivientes. Habían quedado para comer y para celebrar cumpleaños. Los encuentros sociales han causado la mayor parte de los contagios de esta tercera ola, pero todavía hay quien (los menos, eso sí) se junta con amigos y familiares que no son del núcleo de convivencia. En la última semana, la Policía de Dénia ha puesto 39 denuncias por incumplir la normativa de prevención de la covid-19.